Se presentó la ley "Stop acuarios": "Hay que dejar de usar animales especulativamente" | 0223

Se presentó la ley "Stop acuarios": "Hay que dejar de usar animales especulativamente"

Lo dijo Nora del Valle Giménez, la senadora que impulsa la iniciativa para prohibir todo tipo de espectáculos con animales marinos en cautiverio en el país. "Sostener estas prácticas es un cinismo increíble", acusó.  

De ser aprobada, la ley pondría en jaque el futuro de Aquarium y Mundo Marino.

18 de Octubre de 2022 18:49

Por Redacción 0223

PARA 0223

La senadora del Frente de Todos, Nora del Valle Giménez, presentó este martes en un acto realizado dentro del Congreso de la Nación el proyecto de ley de su autoría “Stop acuarios”, a través del cual se busca prohibir la realización de todo tipo de espectáculos con animales marinos silvestres en cautiverio a lo largo y ancho del país.

“Esta ley no es solo el aporte escrito de las organizaciones que integran el colectivo por la defensa de los derechos de los animales marinos, sino también el esfuerzo por crear conciencia en la ciudadanía sobre la realidad de estos animales que están en cautiverio”, sostuvo la legisladora, en sus primeras intervenciones en la Sala Arturo Illia.

Al hacerse eco de los espectáculos que ofrece Aquarium y Mundo Marino, los dos oceanarios más grandes del país ubicados en Mar del Plata y San Clemente del Tuyú, Del Valle Giménez dijo que esta clase de instituciones “usa a los animales especulativamente desde hace décadas”.

“Se intenta justificar los espectáculos en las vistas y en la educación de los niños y adolescentes pero eso refleja un cinismo increíble… ¿Cómo vamos a educar a niños y adolescentes con animales que sufren en cautiverio?”, planteó la senadora durante la presentación del proyecto que coincidió con la conmemoración del Día Mundial de la Protección a la Naturaleza.

Nora del Valle Giménez habló en el Congreso y pidió dejar de hacer uso de los animales "especulativamente".

La dirigenta del Frente de Todos destacó el “fuerte acompañamiento” que mostró la ciudadanía a este proyecto de ley, a través de la petición pública “Stop Acuarios” que se lanzó en Change.org. “Hubo más de 600 mil firmas de ciudadanos y también hay 14 senadores que, junto a mi autoría, coparticipan en la firma y adhesión a este proyecto”, recordó, y también descartó la participación de 28 organizaciones ambientalistas que se aunaron bajo el ala de la ONG Derechos de Animales Marinos (DAM).

“Este proyecto va a sumar más derechos que piden los ciudadanos. Este es un Congreso de puertas abiertas y hemos recibido esta demanda que es muy importante y que tiene mucha fuerza y hemos comenzado a trabajar, junto con ellos, para hacer realidad esta prohibición. Queremos más derechos a los animales y más derechos que nos fortalezcan como sociedad y en democracia”, confió Nora del Valle Giménez.

La legisladora reconoció que “no hay cambiamos milagrosos de la noche a la mañana”, por lo que también reclamó compromiso de la sociedad una vez que el proyecto tenga fuerza de ley, en caso de que el Congreso así lo disponga: “Cuando logremos que esto se haga ley, tenemos que ser activistas para que esto realmente se haga realidad y se cumplan estos objetivos y sueños”.

Qué dice el proyecto

El proyecto, que deberá pasar por las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y Legislación General para llegar a sesión, estipula la prohibición de la comercialización, importación o exportación de material genético de dichos animales en cautiverio. También, en caso de incumplimiento, contempla sanciones como la prisión por hasta ocho años, multa económica y la clausura provisoria o definitiva del establecimiento en infracción.

"La presente Ley tiene por objeto la prohibición y sanción, de espectáculos con animales marinos silvestres, su exhibición y/o cautiverio sin fines de rehabilitación y reinserción o reintegro", señala el texto de la propuesta que se bautizó como “Kshamenk”, el mismo nombre de una orca macho que permanece encerrada desde 1992 en Mundo Marino, siendo el único ejemplar de estas características que se encuentra en situación de cautiverio en todo Sudamérica.

Desde que fue capturado por el oceanario de San Clemente, Kshamenk vive en una pileta artificial- sin compañía de ejemplares de su misma especie-, donde participa de distintos shows de entretenimiento. “La realidad de Kshamenk es la misma que viven otras especies de animales marinos silvestres (delfines, lobos de mar, pingüinos, tortugas marinas) en acuarios que montan espectáculos con ellos en lugar de rehabilitarlos y restablecerlos a su hábitat natural, causándoles a estos seres sintientes múltiples daños y sufrimiento”, señala en sus fundamentos la iniciativa legislativa.

Según los relevamientos más actualizados al 2019, se estima que hay unos 223 animales marinos en cautiverio entre Aquarium y Mundo Marino