El Higa y el Materno toman muestras de sangre a familiares de desaparecidos: cómo es el paso a paso | 0223

El Higa y el Materno toman muestras de sangre a familiares de desaparecidos: cómo es el paso a paso

La nueva posibilidad surge tras un convenio que firmó la Subsecretaría de Derechos Humanos con el Ministerio de Salud bonaerense. Se estima que hay cerca de 600 restos recuperados de personas que siguen sin identificar. 

Cada 22 de octubre se conmemora el Día Nacional del Derecho a la Identidad.

22 de Octubre de 2022 13:40

Por Redacción 0223

PARA 0223

El Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) Dr. Oscar Alende y el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil (Hiemi) Victorio Tetamanti forman parte de la red de hospitales públicos de la Provincia de Buenos Aires que toman muestras de sangre de familiares de víctimas de desaparición forzada entre 1974 y 1983, los años más oscuros de Argentina por el cruento paso de la dictadura militar, para ayudar a reconstruir sus identidades.

La nueva posibilidad tiene lugar a partir de un convenio que firmó el 30 de agosto la Subsecretaría de Derechos Humanos con el Ministerio de Salud bonaerense, en coordinación con el área de Derechos Humanos de la Dirección Provincial de Hospitales, en el marco de la campaña “Tenés una historia, tenés un derecho”.

Se trata de una instancia fundamental para lograr identificar los cientos de cuerpos que el Equipo Argentino de Antropología Forense recuperó de fosas comunes, siguiendo la consigna: “Si tenés un familiar víctima de desaparición forzada en Argentina entre 1974 y 1983, una simple muestra de tu sangre puede ayudar a identificarlo”.

Los familiares que aún no han dado su muestra solamente se tienen que comunicar al teléfono  221 5045336 o acercarse a las oficinas de Derechos Humanos que funcionan dentro de los mismos hospitales para poder iniciar el trámite. “Lo más importante es que la persona se decida a hacerlo; después nosotros nos hacemos cargo de operativizar todo rápidamente para materializar la extracción de sangre”, aseguró Victor Hugo "Beto" Díaz, Director de Investigación y Memoria en la Provincia.

Cuando se entabla el contacto, las autoridades se encargan de “chequear” distintos datos con respecto a la persona desaparecida, si hay muestras o no, si se está habilitado o no, y también se traza un nexo con el Centro Regional de Hemoterapia, que colabora con la iniciativa desde el 2007, según dijo el funcionario, quien fue secuestrado y torturado en el campo de concentración de La Tablada en 1977 por ser un militante revolucionario de la JP y Montoneros.

Luego que se realiza la extracción de sangre, "Beto" Díaz comentó que la Subsecretaría se encarga de llevar el material al Archivo Nacional de la Memoria que funciona en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (Ex Esma). “Ahí se guardan las muestras y otras van al Equipo de Antropología Forense y a un laboratorio de Córdoba, donde se procesa y se determina el perfil genético para cargar la información a una base de datos”, detalló, en una entrevista que le concedió a 0223 en el marco del Día Nacional del Derecho a la Identidad que se conmemora cada 22 de octubre.

El Director de Investigación y Memoria aclaró que, una vez dada la muestra, “no existe caducidad porque la información queda en el sistema y se cruza con los perfiles genéticos de los restos recuperados”. “Es muy importante que se pueda avanzar con esto. Hay que tener en cuenta que solamente se pudieron recuperar 1400 restos y aún quedan 600 en condiciones de NN porque en estas décadas solo se pudieron identificar 800”, lamentó.

“Nada de lo que sucede se olvida”

"Beto" Díaz fue una de las autoridades que asistió, junto a sus autores, a la presentación que se hizo este viernes del libro “Nada de lo que sucede se olvida”, una obra de Rosana Cassataro y Mariano Morello que editó la Subsecretaría de Derechos Humanos a través del sello Me.Ve.Ju. “Acá se presentan y crean contenidos para mantener viva la memoria en lo diferentes caminos que tiene la memoria colectiva”, explicó Cassataro, a este medio.

Al anticipar parte del contenido de su publicación, la mujer dijo que “trata sobre la búsqueda y espera permanente de los familiares de detenidos desaparecidos para encontrar los cuerpos”. “Es una reivindicación de la tarea inmensa que hace el equipo de Antropología en todo el país”, afirmó la artista plástica e hija de desaparecidos, en el marco del acto que también contó con la presencia del exministro de Salud, Daniel Gollán.

La publicación cuenta con prólogo de Mariana Eva Perez, incluye textos de Víctor Hugo “Beto” Díaz y fotos de Rubén Sánchez, y manifiesta el estado de búsqueda permanente que significa un desaparecido en la familia, la importancia de la tarea del Equipo Argentino de Antropología Forense para reconstruir la verdad histórica y la construcción del Panteón Memoria Verdad Justicia en el Cementerio Municipal de Mar del Plata.