Un secreto bien guardado: ¿dónde están los 4 millones de dólares que robó Daniel Viglione? | 0223

Un secreto bien guardado: ¿dónde están los 4 millones de dólares que robó Daniel Viglione?

El dinero que el "analista de mercados a futuro" tomó de ahorristas se buscó bajo tierra en su casa del barrio Colina Alegre, y en cuentas de Uruguay y España, y nunca apareció ni un solo dólar. Desde noviembre, el "gurú" financiero goza de una excarcelación en términos de libertad asistida. 

2 de Diciembre de 2022 17:10

No: nunca habló. Nunca dijo nada. Nunca se preocupó por reparar el daño que causó. Si hay algo que sabe Daniel Jacinto Viglione, además de estafar compulsivamente a pobres jubilados y comerciantes, es guardar plata sin levantar sospechas. El “analista de mercados a futuro” que goza desde de noviembre de una excarcelación en términos de libertad asistida aún tiene muy bien guardados los millones de dólares que le sacó a los ahorristas que confiaron en él y, por ahora, nada parece indicar que el secreto del “tesoro robado” pueda ser develado.

Cuando el escándalo de Viglione se destapó en 2016, la Justicia de Mar del Plata puso manos a la obra y esclareció todo el modus operandi del falso bróker internacional. O casi todo. Determinó que sus estafas se estructuraban bajo el famoso “esquema Ponzi”, que hubo 87 casos de defraudación y que el perjuicio económico, desde el 2009, superó, exactamente, los 3.800.000 de dólares.

Pero los investigadores locales no supieron desentrañar, quizás, la pregunta más importante: a dónde fue a parar la plata que robó. El dinero se buscó bajo tierra en la casa del “gurú” financiero en el barrio Colina Alegre, se analizaron cuentas bancarias en Uruguay y España y, a pesar de todos esfuerzos, nunca apareció “ni un solo dólar”, como bien apuntan abogados de los particulares damnificados.

Sin tener este detalle resuelto, las autoridades dispusieron de la excarcelación de Daniel Viglione, quien desde abril del 2020 ya gozaba de arresto domiciliario. Por eso, el reproche –  y la advertencia –  que lanzan representantes legales de las familias estafadas es que ahora el supuesto periodista “puede ir a buscar al pozo donde haya guardado la plata y disponer de ella”.

 “No devolvió la plata, no dijo dónde está, y la mayor peligrosidad no es la procesal, sino la social ya que no siente arrepentimiento, no pidió disculpas, no es honesto. Puede usar el dinero a capricho y antojo porque no se investigó a fondo y no se halló un solo dólar”, planteó el abogado Martín Ferrá, al tildar de “arbitraria” la excarcelación resuelta en favor del hombre que condenó la Justicia en 2019.

Además, el letrado reveló que los informes psicológicos de Viglione demuestran que “su personalidad tampoco ha variado”. “Sigue siendo una persona con un marcado egocentrismo, con importantes rasgos de omnipotencia y sentimientos de grandeza, los mismos que utilizara para captar a sus eventuales víctimas”, aseguró.

El Ponzi marplatense

Como no podía presentarse – lisa y llanamente – como el estafador que era, Viglione se disfrazó con el original y pomposo título de “analista de mercados a futuro” para seducir a ahorristas de Mar del Plata y la zona. Entre sus tantas víctimas, hubo una mujer de 89 años a la que atemorizó con la creencia de que el Gobierno impondría un nuevo cepo bancario, y a la que incluso llegó a acompañar al banco para ayudarla a retirar todos sus ahorros. También hubo una familia que vendió la casa para poder invertir con él.

Todos caían por el mismo engaño, convencidos que gracias al supuesto periodista podrían operar en Forex, el mercado internacional de compra de moneda extranjera, y que de esa manera harían el negocio de sus vidas, obteniendo ganancias en dólares por encima del 30% anual. Pero semejante oportunidad tenía un costo: para prestar sus servicios, el falso asesor financiero no pedía menos de 10 mil dólares. A veces, hacía excepciones especiales con personas que disponían de menos capital, y así también cayeron jubilados y comerciantes en su red de estafas.

Lo que hacía Viglione no era otra cosa que seguir los pasos del "esquema Ponzi" o piramidal, que consiste en una operación fraudulenta de inversión que implica el pago de intereses a los inversores con lo que ponen nuevos clientes. La estafa trata de obtener ganancias con el dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores que creen en la promesa de obtener, en algunos casos, grandes beneficios. El sistema funciona solo si crece la cantidad de nuevas víctimas.

En 2016, sin embargo, muchos ahorristas empezaron a pedirle al “gurú” su dinero para poder volcarlo al blanqueo de capitales que lanzó Mauricio Macri en ese entonces. Y ante la presión y la falta de respuestas, el delincuente no tuvo más remedio que escapar de Mar del Plata. Así se mantuvo prófugo 15 días hasta que cayó en un hotel de Mendoza.

Con la robusta investigación que hizo la fiscalía de Delitos Económicos, Viglione llegó a juicio en 2019 y recibió una primera condena a 5 años y 6 meses de prisión. Al año siguiente, la misma pena se incrementó a 9 años y 4 meses de prisión, una vez que revisó la sentencia de primera instancia la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantía a pedido de los particulares damnificados. Pero este último veredicto aún no está firme, ya que tiene pendiente un pedido de revisión de la Suprema Corte de Justicia. Y quien deberá decir, en última instancia, si corresponde bajar o reducir la condena, son otros jueces de la misma Cámara de Apelaciones.