Daniel viglione

3 de Abril de 2020 11:57

Prisión domiciliaria y monitoreo electrónico para Daniel Viglione

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La resolución de la Jueza Correccional Ana Fernández se notificó el jueves. La pena ampliada del “analista” por estafas es de 9 años y cuatro meses de prisión.

La pandemia por corona virus, una edad superior a los 60 años y antecedentes cardíacos fueron algunos de los motivos por los que este jueves la Jueza Correccional Ana Fernández le otorgó la prisión domiciliaria con monitoreo electrónico a Daniel Viglione, el “gurú” condenado por estafar a 74 personas por cerca de cuatro millones de dólares. La medida fue notificada a los representantes de los particulares damnificados y el “analista” ya está en la vivienda de su hijo.

La posibilidad de obtener arresto domiciliario había sido solicitada por primera vez por el defensor oficial Ricardo Mendoza minutos después de que lo condenaran a 5 años y 6 meses de prisión en agosto del año pasado. Apenas un mes más tarde y tras la oposición de las otras partes, la medida fue rechazada.

Incluso antes de la resolución que en las últimas horas tomó la titular del Juzgado  Correccional 2, la Cámara de Apelaciones amplió la pena del a 9 años y 4 meses de prisión por tomar a los delitos probados en el debate cometidos en concurso real. En esa misma resolución dejó sin efecto la absolución de María Larsen y la condenó a 4 años y 8 meses de prisión.

El abogado Julio Razona confirmó que fue notificado electrónicamente de la medida dispuesta y que si bien anteriormente se habían opuesto a la medida, en esta ocasión no pudieron hacerlo porque la fiscalía validó el arresto domiciliario. “En el contexto de pandemia y tras el aval que dio el fiscal (David) Bruna al pedido, los representantes del particular damnificado no tenemos lugar para apelar esta decisión”, explicó.

Ese aval está en sintonía con lo que fueron las recomendaciones realizadas por la Procuración acerca de la necesidad de no saturar aún más la capacidad del superpoblado Servicio Penitenciario. Desde el comienzo de la pandemia por el Coronavirus se suspendieron regímenes de salidas transitorias y se intenta, en los casos en los que no hay delitos graves, facilitar la morigeración para el cumplimiento de condenas.

El estado de salud de Viglione –que antes del juicio realizado el año pasado debió ser hospitalizado- fue el punto central para darle el beneficio que cumplirá en la casa de su hijo en la zona norte de la ciudad. La medida se hizo efectiva más allá de la demora para la obtención de tobilleras electrónicas, por lo que se toman otras medidas para garantizar el cumplimiento de la misma.

Engaños millonarios


Tal como se demostró en el juicio y resaltó la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones, el Viglione simuló tener una calidad que no tenía: trader o bróker de bolsa o agente de inversiones financieras internacionales o matriculado en la Bolsa de Valores y simuló y nunca justificó estar autorizado a operar en el sistema Forex . En tal sentido recordaron que "en su declaración habla de un email que nunca acompañó, alegando que cambio de computadoras, como aquellos quedaran sólo en ese tipo de instrumentos".

"Dio imagen de solvencia profesional en inversiones financieras suficiente para “generar confianza” en sus eventuales clientes, mediante una campaña que incluyó: conferencias en salones de diferente índole, muchos de los cuales de reconocido valor para el tipo de clientela (ahorristas solventes) que buscó captar; charlas junto a reconocidos economistas en medios privados y públicos; programas radiales y televisivos; medios de difusión por internet y redes sociales y entrevistas personales en oficinas especialmente montadas al efecto", agregaron.

Los miembros de la Sala I citaron parte de la sentencia de la Jueza Correccional Ana Fernández para dar por probada la responsabilidad del "gurú financiero y hablaron de un plan preconcebido "mediante el aprovechamiento de la credibilidad y popularidad que le había otorgado el espacio radial que ya había comenzado en un medio local KLA –año 2005- y pasaría luego a un medio de mayor difusión como Radio Mitre –año 2012- , como asimismo la apariencia de solvencia intelectual en cuestiones de geopolítica mundial e infraestructura adecuada a un analista económico, reforzada por conferencias y contacto telefónicos radiales con personas de prestigio y con la finalidad de obtener capital en moneda extranjera, logró que una pluralidad de personas -de distintas edades, estratos sociales y culturales- efectuaran una disposición patrimonial perjudicial, convencidas que el dinero iría a una inversión en la plataforma Forex, con conocimiento por parte del nombrado que no estaba habilitado para hacerlo, ni había gestionado una cuenta en el Bank of América de EEUU, como afirmaba".

Compartir
Compartí esta nota