Furor por los NFT: ¿por qué tantas personas invierten en ellos?

Es un paso más de las criptomonedas y figuras como Neymar y Jimy Fallon invierten en una de las colecciones más pretigiosas. 

Traducida su sigla nos habla de “tokens no fungibles” y es un activo digital único, que no puede ser reemplazado por otro igual, por eso se le dice “no fungible”. Un bien no fungible tradicional, físico, es por ejemplo una obra de arte como La Gioconda de Da Vinci. Hay una sola y está en el Museo del Louvre. En cambio, un bien fungible es el dinero tradicional o cripto que es intercambiable sin inconvenientes y se consume con su uso.

Los NFT se basan en la tecnología blockchain. Tienen como predecesoras a las criptomonedas y llegaron para quedarse como una opción de inversión en el mundo digital, dándoles más independencia a los productores de contenido, quienes pueden ofrecer sus creaciones directamente al comprador y así saltarse varios eslabones de la cadena comercial. Es decir, pueden colocar sus trabajos directamente en manos del consumidor final, sin intermediarios, dando lugar a lo que empieza a denominarse “soberanía del productor”.

Siguiendo el ejemplo del artista, a través de la creación de sus NFTs puede cobrar directamente por su producción y la galería es digital. El negocio se desarrolla vía plataformas, donde hay colecciones y un mecanismo de subasta para su adquisición.

Una de las colecciones más prestigiosas del mundo es actualmente el “Bored Ape Yacht Club” que contiene 10.000 NFTs, representando cada uno a un mono con diferentes rasgos, atributos visuales y expresiones singulares. Jimmy Fallon, Neymar, Stephen Curry y Post Malone se encuentran entre sus propietarios. Ahora mismo el valor mínimo de cada NFT se ubica en los 200.000 dólares.

 

 

Técnicamente, los NFT funcionan a través de la tecnología blockchain o cadena de bloques. Es la misma tecnología de las criptomonedas, donde existe una red de ordenadores descentralizada, con bloques o nodos enlazados y asegurados usando criptografía. Cada bloque enlaza a un bloque previo, con fecha y datos de transacciones, y por su diseño son resistentes a la modificación de datos.

Se les asigna una especie de certificado digital de autenticidad, una serie de metadatos que no se van a poder modificar. En estos metadatos se garantiza su autenticidad, se registra el valor, su autor y todas las adquisiciones o transacciones que se hayan hecho.

Esto quiere decir que, si comprás un contenido digital tokenizado con NFT, en todo momento habrá constancia del primer valor que tenía, del recorrido que hizo y de a cuánto lo compraste.

Por lo general, la mayoría de "tokens" o NFT suelen estar basados en los estándares de la red Ethereum y resulta sencillo operar para vender y comprar, siendo OpenSea uno de los tantos Marketplace para empezar a enterarse de qué se trata este nuevo mundo que está generando volumen de operaciones récord en millones de dólares y abriendo nuevas puertas a las formas tradicionales de producir y comercializar.

Comentarios de usuarios de Facebook