Se realizó un acto a los 40 años del bautismo de fuego de la Fuerza Aérea

Fue en la Base Aérea Militar Mar del Plata. La ceremonia contó con la participación de las diferentes autoridades municipales y veteranos de guerra de Malvinas y ex soldados.

1 de Mayo de 2022 11:48

Por Redacción 0223

PARA 0223

Este 1 de Mayo se conmemoran los 40 años del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina y por tal motivo, este sábado se realizó en la Base Aérea Militar Mar del Plata una ceremonia, que contó con la participación de las diferentes autoridades municipales y veteranos de guerra de Malvinas y ex soldados.

El acto comenzó con el descubrimiento de una placa por parte de los oficiales, suboficiales y soldados veteranos de la guerra de Malvinas de la especialidad Artillería Antiaérea. Luego se realizó la ceremonia central en la plaza de armas “Ofrendaron su Vida por la Patria” de la unidad contando con un desfile de veteranos y personal militar.

Cómo fue la participación de la fuerza en la Guerra de Malvinas

Según informaron desde la Base Aérea Mar del Plata, durante el conflicto del Atlántico Sur, el material empleado por la fuerza  para la defensa de Puerto Argentino y la Base Aérea Militar “Cóndor” estuvo compuesto por cañones antiaéreos de 20 mm, 35 mm asociado al sistema Súper-Fledermaus, además de misiles portátiles SA-7 Strela.

Producida la recuperación de la Islas Malvinas el día 2 de abril de 1982, la Fuerza Aérea despliega tanto en el continente como en las Islas personal de la especialidad de Defensa Antiaérea pertenecientes a la Base Aérea Militar “Mar del Plata” y V Br. Aérea, IX Br. Aérea y Base Aérea Militar “Río Gallegos”.

En un primer momento la Base Aérea Militar “Mar del Plata” despliega a la Base Aérea Militar “Malvinas”.

Para el 1 de mayo de 1982, la Defensa Antiaérea de Puerto Argentino agrupó medios de la Fuerza Aérea, del Ejército y de la Armada, que logró una acción conjunta y eficaz. Estos medios se organizaron en un Escuadrón de Artillería Antiaérea, subordinado a la jefatura de la Base Aérea Militar e integrado con el Centro de Información y Control (CIC) de la Fuerza Aérea en la Isla Soledad, donde funcionó la Central de Operaciones Conjunta de la Artillería Antiaérea. En los alrededores de la pista y a lo largo de ella, se emplazaron 9 cañones bitubo RH-20 mm, 2 cañones Oerlikon 35 mm con radar Súper-Fledermaus, medios que pertenecen a la Fuerza Aérea; mientras que el Ejército desplego otra batería con cañones Oerlikon-35 mm con director de tiro SKYGUARD y dos baterías de misiles superficie-aire TIGER CAT., Mientras que Infantería de Marina proporciona los medios de comunicación para enlazar las baterías.

Para ello, el 30 de abril en horas de la noche, los británicos dividieron sus efectivos navales en dos grupos de tareas que se establecerían, uno de ellos al Norte de la Isla Soledad, a unas 70 NM de Puerto Argentino con el PAL “Invencible”, el otro a 50 NM al este de las costas malvinenses, con el PAL “Hermes”, ya que de esta manera se hallaba a la mínima distancia de los objetivos que sus aviones debían atacar, Puerto Argentino y Darwin.

A las 04:40 hs., del 01 de mayo de 1982, con el bombardeo del B-2 “Vulcan” que dejó caer 21 bombas en su pasaje en vuelo horizontal a menos de 400 m. de altura de Noreste a Sudoeste, el Reino Unido iniciaba así la recuperación de las Islas Malvinas. La pista sufrió, a consecuencia del primer impacto, la fractura de su borde lateral sur en el centro de su extensión. Se produjeron daños menores en las instalaciones del aeropuerto, la destrucción de un depósito de combustible y de un galpón de la Armada, y las primeras bajas del conflicto en acción bélica. A las 06:29 hs., detonaron dos bombas más, como consecuencia del empleo de sus espoletas de retardo, no lejos de la pista y en las proximidades de los refugios del personal de la Artillería Antiaérea.

A las 07:40 hs., un avión Sea-Harrier de reconocimiento efectúo un sobrevuelo a gran altura sobre el aeropuerto, con el propósito de constatar los daños ocasionados a sus instalaciones.

A las 08:25 hs., los radares defensivos anunciaron la presencia de 10 aparatos incursores. Entre las 08:30 hs. y las 08:36 hs. se desarrolló un intenso combate entre los incursores y la Artillería Antiaérea. Siete Sea-Harrier, volando a muy baja altura y en pasajes de 2 y 3 aviones, dejaron caer sus bombas de 1000 Lbs., mientras que las Defensas Antiaéreas realizaban fuego antiaéreo por primera vez. El ataque fue realizado desde el sector Norte del Aeropuerto, utilizando bombas, cohetes y cañones de 30 mm. sobre los objetivos de la Base Aérea. Lo hicieron a una altura y con un ángulo ideal para los tiradores de las piezas y el efecto fue devastador.  Dos Sea-Harrier cayeron bajo el fuego de los cañones de 20 mm. mientras que otros cuatro fueron averiados. Uno de ellos cayó al mar, y finalmente un TIGER-CAT de la Infantería de Marina derribó un cuarto avión.

Comentarios de usuarios de Facebook