Decks: el gobierno aclaró que la definición sobre la gratuidad es del Concejo Deliberante

El secretario de Producción, Adrián Cónsoli, resaltó el trabajo articulado entre diversas áreas y el vínculo con el sector gastronómico. Tras la emergencia económica por la pandemia, proyectó a los decks como “una propuesta permanente para la ciudad”.

Los actuales titulares tendrán un plazo de 180 días para actualizar los decks a los nuevos criterios que se fijarán por ordenanza. Foto: 0223.

24 de Mayo de 2022 17:03

Por Redacción 0223

PARA 0223

Luego de la presentación del proyecto para regular por ordenanza el programa Comemos Afuera, el secretario de Producción, Adrián Cónsoli, resaltó la importancia de transformar la iniciativa tomada durante la pandemia “en una propuesta permanente para la ciudad”, a la par que aclaró que será el Concejo Deliberante el que deba establecer si los titulares de comercios gastronómicos comenzarán a pagar tributos por la utilización de decks en la vía pública.

“El proyecto lo que dice es que queda sujeto al tratamiento de la ordenanza Fiscal. El pago por el uso del espacio público es una atribución del Concejo Deliberante y así lo proponemos”, sostuvo el funcionario municipal respecto a lo establecido en el Artículo 19 del proyecto elevado este lunes al HCD para que comience a ser tratado en los próximos días. Así entonces, los concejales podrían modificar la ordenanza Fiscal vigente para incorporar el pago de un canon desde este año o bien postergar su incorporación para 2023. Un antecedente apunta a este segundo escenario, ya que en 2022 se contempló inicialmente esa posibilidad y finalmente los decks quedaron exceptuados de pago alguno.

Sobre los objetivos centrales de Comemos Afuera, Cónsoli puntualizó que “la idea es desarrollar un programa que fue una solución durante la pandemia y transformarlo en una propuesta permanente para la ciudad. Creemos que es ordenador de lo que venimos proponiendo, donde se toma la experiencia de lo que funcionó bien y de lo que no funcionó tan bien”.

En este aspecto, con la recuperación de la circulación tras el tramo más restrictivo de la pandemia por Covid-19, el sistema comenzó a evidenciar problemas con el tránsito, fundamentalmente en zonas céntricas. “Se tuvo muy en cuenta el tema de seguridad y orden. Es una ordenanza con mucho trabajo tanto del Emvial como de la Secretaría de Obras para definir la calidad de los materiales, la visibilidad, ubicación y todo lo que consideramos necesario para que sea proyectable para adelante en una ciudad que ya tiene tanta o más movilidad que en la prepandemia”, resaltó Cónsoli, quien también destacó las reuniones que mantuvieron con comerciantes y la propia Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica (Aegh).

Cónsoli brindó detalles sobre la iniciativa presentada por el Ejecutivo. Foto: 0223.

En concreto, para mejorar el tránsito en las zonas con presencia de decks, se establecerán nuevos criterios en el ancho que podrán tener las instalaciones. En calzadas con 9 metros de ancho, podrán tener hasta 2 metros, mientras que en las calzadas con 11 metros de ancho, las estructuras podrán extenderse hasta los 2,5 metros, siempre y cuando por allí no circulen colectivos. Por otro lado, también se implementarán los “rombos de visibilidad” que establecen diversos criterios para garantizar que lo decks no obstruyan la visión de conductores en las esquinas.

 

“Proyectos especiales”, una ventana en la ordenanza

El programa Comemos Afuera contempla tres modalidades: la más difundida, los decks individuales; la segunda es más limitada, con el cierre de calles, como ocurre en Diagonal Pueyredon ente Yrigoyen y La Rioja. Una tercera fue incorporada bajo la denominación de “Proyectos Especiales”, sobre la cual, en la normativa, no hay mayores precisiones. Al respecto, Cónsoli aclaró que “lo que tratamos de contemplar ahí, entendiendo que no tenemos la capacidad de imaginarnos todo lo que puede pasar, es dejar una posibilidad a que si se presenta algo vinculado al uso de deck en la vía publica no previsto en la ordenanza, se pueda considerar”. Para ello, cada propuesta deberá ser aprobada por unanimidad por una Comisión Asesora y de Revisión que se creará, compuesta por diversas dependencias municipales.

En caso que la ordenanza sea aprobada, se otorgará un plazo de 180 días para que los actuales titulares se adapten a los nuevos criterios establecidos en Comemos Afuera, a quienes se le renovarán automáticamente los permisos. “Hay mucha gente que ya hizo una inversión y que va a tener que hacer una adaptación a la nueva normativa. Desde el punto de vista material no son tan dispares (los criterios), pero si tienen ajustes sobre calidad de los materiales, las dimensiones, la elevación y visibilidad”, explicó el titular de Producción. “Si alguien ya hizo una inversión y tiene que considerarlo, nos parece que está bien que tenga un plazo para analizar empresarialmente si quiere seguir o no”, concluyó el funcionario de Montenegro.

Comentarios de usuarios de Facebook