La demora por una nueva ley hace subir un 70% el precio de los alquileres en Mar del Plata

Así lo informaron desde el Colegio de Martilleros y es debido a la falta de oferta de inmuebles y a la inflación. Vuelven a exigir celeridad al Congreso por la “delicada situación” que golpea a los inquilinos.

El fracaso de la ley generó una falta de oferta de inmuebles y se dispararon los precios hasta un 70% interanual. Foto ilustrativa:0223

20 de Junio de 2022 08:05

La demora en la sanción de una nueva Ley de Alquileres por parte del Congreso, sigue generando incertidumbre en el mercado inmobiliario del país. En Mar del Plata, por la problemática hay una escasa oferta de inmuebles en alquiler, que por la dinámica del mercado y la inflación, hizo que los precios suban a las nubes y alcancen el 70% interanual.

“La realidad es que toda la discusión está en stand-by. Nosotros desde un comienzo les planteamos un proyecto único y superador, que eran 2 años y un ajuste semestral. Pero parece que no se entendió esos requerimientos, que seguramente la gente iba a aceptar. Si se tuvo en cuenta en el Congreso la posibilidad de incentivos fiscales para el propietario. Y pedimos celeridad, pero parece que los legisladores no entienden que el tema es muy delicado y afecta a miles de familias en todo el país”, expresó Guillermo Rossi, presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata.

En declaraciones a 0223, Rossi explicó que mientras los diputados y senadores retrasan la sanción de una nueva normativa, “hay muy pocos departamentos o casas en alquiler y cuando aparece una propiedad, tenemos entre 80 y 100 consultas diarias. La situación es grave porque también hizo que aumenten los precios y hoy se ajustan aproximadamente con un 70% de incremento”, aseguró.

En ese marco, el referente de los martilleros analizó: “En las prórrogas y las renovaciones, un monoambiente que antes pagabas unos $16.000 ahora son $25.000 y un dos ambientes que antes pagabas cerca de $22.000 por mes, hoy renovarlo cuesta entre $35.000 a $40.000”, evaluó.

“El problema grave es la inflación”, razonó Rossi, que explicó que esta coyuntura económica se manifiesta de gran manera cuando se habla de contratos a 3 años, como lo indica la actual normativa y lógicamente “genera temor” en inquilinos y propietarios.

“En los alquileres que no son nuevos, se opta por hacer una prórroga y renovaciones en un  período menor, logrando tener la tranquilidad al inquilino de contar con la vivienda. Nosotros los martilleros somos mediadores naturales y logramos que no haya conflicto entre las partes”, concluyó Rossi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook