El piloto iraní del avión retenido tenía en su celular fotos de tanques, misiles y banderas antisemitas

El peritaje del teléfono complicó a Ghasemi Ghomareza, quien se encuentra bajo sospecha por sus presuntos nexos con el terrorismo.

El piloto iraní Gholamreza Ghasemi tenía imágenes de tanques, misiles y banderas antisemitas en su celular.

22 de Junio de 2022 19:03

Por Redacción 0223

PARA 0223

Las primeras pericias que se le practicaron al teléfono celular de Gholamreza Ghasemi, el piloto iraní del avión retenido en Ezeiza, permitieron conocer fotos de tanques, misiles y banderas con consignas en farsí contra Israel que estaban almacenadas en el dispositivo móvil.

Esta información se suma a la causa por la que Gholamreza Ghasemi está imputado, en la que se investiga si tiene vínculos con empresas u organizaciones a las que Estados Unidos cataloga como terroristas.

Según replicó la agencia de noticias DIB, el hallazgo se produjo días atrás, pero se filtró en las últimas horas, e incluye fotos del piloto cuando era joven, caracterizado como miembro de la Guardia Revolucionaria Al Quds iraní.

La información del celular de Ghasemi fue extraída por peritos del área de cibercrimen de la Policía porteña y luego fue entregada al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, y al Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal Argentina (PFA).

El hallazgo trascendió este mediodía a través de una publicación del diario Página/12 y deberá ser analizado por el juez Villena y la fiscal Cecilia Incardona.

La fiscalía ayer había imputado al piloto iraní señalado por el FBI, al tiempo que requirió investigar a toda la tripulación que llegó en el avión venezolano que aterrizó en la Argentina el 6 de junio.

En el dictamen que firmó ayer, la fiscal resaltó la necesidad de proseguir la investigación respecto de Gholamreza Ghasemi, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, bajo la sospecha de que el vuelo de Emtrasur -que trajo autopartes- pudo haber sido utilizado para esconder otro objetivo inconfesable.

Los investigadores creen que el arribo del avión de Emtrasur con una tripulación compuesta de catorce ciudadanos venezolanos y cinco iraníes pudo haber sido en realidad “un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización”.

Entre los elementos irregulares detectados por la fiscalía en la primera parte de la investigación aparece una diferencia en la tripulación que abordó el vuelo en México y la que ingresó a la Argentina; además de que en el allanamiento al avión fue encontrado un plan de vuelo de abril pasado a nombre de Qushm Fars Air cuando supuestamente la aeronave ya pertenecía a la venezolana Emtrasur.

Comentarios de usuarios de Facebook