Pidieron la prisión preventiva de “El Faraón del Pollo” | 0223

Pidieron la prisión preventiva de “El Faraón del Pollo”

Lo solicitó la fiscal Florencia Salas antes del cierre de los plazos legales. Juan Jesús Piero Pinna sigue alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

Piero Pinna horas antes del homicidio.

26 de Julio de 2022 11:35

Por Redacción 0223

PARA 0223

En cumplimiento de los plazos legales y antes del cierre de la prórroga de la prisión preventiva, la fiscal Florencia Salas solicitó este martes, en sintonía con lo que ha sido su hipótesis inicial, la prisión preventiva de Juan Jesús Piero Pinna como autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

A partir del pedido fiscal, la defensa de “El Faraón del Pollo” a cargo del abogado Wenceslao Méndez manifestará su oposición al pedido y la Justicia de Garantías tendrá un plazo máximo de cinco días para resolver.

Más allá de la declaración de Piero Pinna y de la pareja en cuanto a un ataque previo que habrían sufrido por parte de la víctima y del análisis de Demortest que halló la presencia de restos de materiales propios de la deflagración de un arma en su mano derecha, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción N°1 mantuvo firme su postura inicial y pidió que Piero Pinna siga detenido.

Hace diez días el análisis del Dermotest confirmó la presencia de restos de materiales propios de la deflagración de un arma en la mano derecha de la víctima. El reporte  confirmó que en las muestras que se tomaron de las manos del empresario asesinado se hallaron partículas de plomo antimonio y bario, compatibles con las que se genera en la deflagración de un arma. 

El crimen de Rhil se produjo hace un mes en el tramo final de la fiesta de cumpleaños que el empresario Mauricio Ríos brindó en el balneario Horizonte Club de Playa. Tras una serie de incidentes que se registraron en el interior, “El Tucumano” se enfrento a golpes con otro invitado –identificado como Ariel Nuñez- quien sufrió la fractura de una pierna.

Más allá de las versiones encontradas de algunos testigos, de la versiones parciales que dieron otros olvidadizos y de la retirada de muchos invitados ante la llegada de la policía, la investigación se encontró con otra traba importante: las cámaras de seguridad del balneario estaban desenchufadas o, al menos, el DVR que secuestraron estaba vacío por completo.

De acuerdo a la versión que dio el imputado, cuando se retiraba rumbo a su automóvil, Rhil lo habría amenazado con un arma de fuego y allí se produjo un intercambio de disparos. Piero Pinna disparó nueve veces su pistola y escapó con su novia a bordo del Toyota Corolla en el que habían llegado un par de horas antes a la fiesta.

Tras pasar por el hotel céntrico donde estaba hospedado y levantar sus pertenencias, escapó por la autovía 2, permitió descender cerca de Chascomús a su novia Romina Ulloa y siguió viaje rumbo a Tucumán donde se entregó horas más tarde. Más allá de que se le dictó la prisión preventiva en esa provincia por otra causa, la gravedad de la imputación en su contra permitió el traslado a la ciudad y su alojamiento en la Unidad Penal 44 de Batán.