0223.com.ar
“Desde que asumió Arroyo se terminaron los corredores seguros en las escuelas”

“Desde que asumió Arroyo se terminaron los corredores seguros en las escuelas”

Por Redacción 0223

Lo aseguró el titular del Suteba, Gustavo Santos Ibáñez. Aunque aclaró que “no hay datos fehacientes” sobre la existencia de una organización dedicada a la venta de droga en escuelas, reconoció que el panorama “es cada vez más complejo”.

Desde el brutal crimen de Lucía Pérez, tanto sus padres como integrantes de la Alameda Mar del Plata insisten en que hay cada vez más vendedores de droga buscando posibles clientes en las puertas de las escuelas. Pese a que desde el Suteba buscaron relativizar esas versiones al señalar que no hay denuncias al respecto, el titular del gremio en General Pueyrredon, Gustavo Santos Ibáñez hizo hincapié en que los chicos de edad escolar padecen las consecuencias de “la falta de una política pública y democrática de seguridad”.

No hay datos fehacientes sobre la existencia de una organización que se dedique a vender droga a la salida de las escuelas ni hay un mecanismo de reclutamiento de consumidores. La droga es un problema social y existe en las escuelas, en los clubes y en todos los barrios de Mar del Plata”, sostuvo el dirigente gremial al ser consultado por 0223.

Sin embargo, Santos Ibáñez insistió en que “no hay un política pública de seguridad que controle a quienes intentan negociar con la vida y la muerte de los chicos” y reparó en que “cada vez es mayor la complejidad del delito que se observa en la ciudad”.

En esa línea, denunció que “desde que asumió el intentendente Carlos Arroyo, los docentes de las distintas escuelas dejaron de tener un interlocutor y ya ni siquiera existen corredores seguros en las zona más complejas de la ciudad”.

“Siempre hubo inseguridad pero antes por lo menos podíamos hablar con la Secretaría de Seguridad y coordinar mayor presencia policial, la instalación de cámaras o la colocación de luminarias para que la entrada y salida de los chicos fuera más tranquila. Hoy, el Estado nos dejó completamente a la deriva”, definió.

Comentarios

“Desde que asumió Arroyo se terminaron los corredores seguros en las escuelas”

Lo aseguró el titular del Suteba, Gustavo Santos Ibáñez. Aunque aclaró que “no hay datos fehacientes” sobre la existencia de una organización dedicada a la venta de droga en escuelas, reconoció que el panorama “es cada vez más complejo”.

Desde el brutal crimen de Lucía Pérez, tanto sus padres como integrantes de la Alameda Mar del Plata insisten en que hay cada vez más vendedores de droga buscando posibles clientes en las puertas de las escuelas. Pese a que desde el Suteba buscaron relativizar esas versiones al señalar que no hay denuncias al respecto, el titular del gremio en General Pueyrredon, Gustavo Santos Ibáñez hizo hincapié en que los chicos de edad escolar padecen las consecuencias de “la falta de una política pública y democrática de seguridad”.

No hay datos fehacientes sobre la existencia de una organización que se dedique a vender droga a la salida de las escuelas ni hay un mecanismo de reclutamiento de consumidores. La droga es un problema social y existe en las escuelas, en los clubes y en todos los barrios de Mar del Plata”, sostuvo el dirigente gremial al ser consultado por 0223.

Sin embargo, Santos Ibáñez insistió en que “no hay un política pública de seguridad que controle a quienes intentan negociar con la vida y la muerte de los chicos” y reparó en que “cada vez es mayor la complejidad del delito que se observa en la ciudad”.

En esa línea, denunció que “desde que asumió el intentendente Carlos Arroyo, los docentes de las distintas escuelas dejaron de tener un interlocutor y ya ni siquiera existen corredores seguros en las zona más complejas de la ciudad”.

“Siempre hubo inseguridad pero antes por lo menos podíamos hablar con la Secretaría de Seguridad y coordinar mayor presencia policial, la instalación de cámaras o la colocación de luminarias para que la entrada y salida de los chicos fuera más tranquila. Hoy, el Estado nos dejó completamente a la deriva”, definió.

Conectar
Crear cuenta