Mar del plata

15 de Octubre de 2014 11:09

Piden retirar una antena de telefonía: alertan sobre el aumento de enfermedades

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La estación transformadora está ubicada en el medio del barrio. Foto: Facebook

Vecinos autoconvocados de Faro Norte y organizaciones ambientalistas piden el traslado de una antena de telefonía celular. En el barrio hay 6 en total. Advierten que los casos de cáncer se multiplican.

Alarmados por el número de  personas que enfermaron de distintos tipos de cáncer durante los últimos años, un grupo de vecinos del barrio Faro Norte se autoconvocó para pedir la reubicación de una enorme antena de telefonía celular instalada sobre las calles 14 y 71, en plena zona urbanizada.

Si bien no es la única –hay otras 5 en la zona-, aseguran que es la “más peligrosa” porque se encuentra sobre una estación transformadora y a escasos metros funcionan escuelas y un jardín de infantes.

Por ese motivo, iniciaron una campaña que tiene dos funciones: por un lado, advertir sobre los perjuicios que generan las radiaciones sobre la salud y, por el otro, recabar certificados médicos e historias clínicas de personas que vivan cerca de los transformadores y hayan contraído alguna enfermedad con el paso del tiempo.

Olga, integrante de la ONG Ambiental Faro Norte y propietaria de una vivienda situada a 600 metros de la antena, contó que aunque la estructura está allí desde hace por lo menos dos décadas, ahora, a raíz del exponencial aumento de la población estable del barrio, quedó en medio de Faro Norte. “Está cerca de escuelas, jardín de infantes, una sala de salud; no es para ignorarlo, pese a que las autoridades miran para otro lado”, advirtió en diálogo con 0223.   

Según dijo, quienes viven en torno a la antena “sufren arritmias, dolores de espalda y distintos tipos de cáncer”. “Hay un estudio publicado por un especialista, el doctor Rodolfo Touzet, que da cuenta sobre los severos daños que sufren quienes se exponen a campos electromagnéticos de baja potencia. Incluso, en Europa ya se trata el tema con la atención que se merece. Acá, mientras tanto, seguimos viviendo con las antenas en frente de nuestras casas”, criticó.

En ese marco, la ambientalista pidió que la gente “haga un uso racional de los celulares” para evitar nuevas instalaciones y que, las que ya están, “sean reubicadas lo más lejos posible de los centros urbanos”. También llamó a la gente del sector a aportar estudios médicos para reforzar los reclamos ante las autoridades municipales. "Nos estamos enfermando todos y alguien debe tomar cartas en el asunto", finalizó.

Compartir
Compartí esta nota