Patota nazi

23 de Diciembre de 2016 08:15

Patota nazi: arresto domiciliario para uno de los imputados

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo dispuso la Cámara Federal de Mar del Plata. Franco Pozas estaba detenido hace nueve meses en la cárcel de Marcos Paz. Los jueces solicitaron el monitoreo electrónico.

La Cámara Federal de Mar del Plata dispuso que uno de los detenidos por los distintos ataques que grupos neonazis realizaron en la ciudad obtenga el arresto domiciliario con vigilancia asistida bajo monitoreo electrónico. La medida beneficia a Franco “Kabe” Pozas, detenido el mes de marzo y que estaba alojado en el penal de Marcos Paz.

En su resolución los jueces Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez hicieron lugar al pedido del abogado Agustín Robbio que sostuvo la violación de los derechos constitucionales de su defendido “quien pese a ser inocente es mezclado con la población común en la unidad penitenciaria  a 450 kilómetros de su familia”.  El defensor había señalado que la resolución por la que se encontraba detenido “deviene arbitraria por ser voluntarista, carente de fundamentos y ajena a la realidad jurídica y fáctica que obra en el sumario”.

En su presentación, Robbio señalóo que Pozas llevaba más de ocho meses detenido y que pese a las tres prórrogas solicitadas para completar las medidas de instrucción pendientes, no se tomó ninguna medida para avanzar en la investigación en casi medio año. El defensor también se refirió a las cuestiones edilicias en que se encuentra la unidad penitenciaria donde se haya alojado su defendido.

En la resolución a la que tuvo acceso 0223, los jueces le dieron la razón a la defensa en cuanto al “extenso período que lleva detenido Pozas, sumado a que no se han producido en los últimos tiempos medidas que pudieran considerarse pendientes, en orden a un estado de peligro procesal, y la distancia en que se encuentra alejado de su familia”.

Tazza y Jiménez consideraron adecuada la medida solicitada por Robbio “a los fines de asegurar que su asistido no evada a la justicia, toda vez que el sistema de monitoreo electrónico elimina la posibilidad de fuga del encartado, pudiendo a su vez facilitar los medios para que el nombrado mejore sus condiciones de detención, siempre en miras de fomentar el vínculo y la integración familiar”.

La Cámara decidió conceder el beneficio de arresto a Franco Pozas bajo el sistema de monitoreo electrónico, debiéndose adoptar todas las medidas necesarias a esos fines. Del mismo modo se enviarán copias con carácter de urgencia al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, “a fin de poner en conocimiento las cuestiones planteadas por la defensa respecto a las condiciones carcelarias y, si correspondiere, se tomen las medidas pertinentes a fin de hacer cesar dichas negligencias”.

 

Compartir
Compartí esta nota