Despechado

23 de Marzo de 2016 14:20

Saenz Saralegui: "Aparecieron oportunistas y Arroyo se confundió"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Arroyo y Saenz Saralegui tienen una relación de varios años. Foto: 0223. 

El presidente del Concejo Deliberante reconoció que está distanciado del intendente. También opinó que el jefe comunal "está agobiado por la catarata de problemas que tiene". 

Guillermo Saenz Saralegui reconoció lo que había trascendido: su vínculo con Carlos Arroyo no tramita el mejor de los momentos y hay causas que lo explicarían. A entender del presidente del Concejo Deliberante, “esa pared que apareció en el medio” de estos viejos amigos de la política se construyó a base de diferencias en la campaña, falta de diálogo para los nombramientos en el gabinete y por la aparición de personas, de las que no dio nombre ni apellido, a las que no les interesaría que el vínculo entre ambos siguiera.

En diálogo con FM Del Sol, el dirigente se despachó y contó por qué todavía no se ha sentado a conversar con Arroyo: “Nosotros tenemos una amistad de muchos años. Quizás en este momento él está un poco agobiado con la catarata de problemas que tiene y yo estoy iniciándome acá –por el HCD- con los bloques, con quienes tengo una convivencia excelente”, dijo.

“Yo estoy en un momento en el que creo que tiene que haber una reflexión. Yo soy la parte legislativa, me gusta mucho el lugar en el que estoy, pero me gustaría tener una conversación más fluída cuando hay que hacer nombramientos y no que después me venga todo cocinado. Hay personas que se han metido en el medio o fue un pecado de alguno de los dos no darnos bolilla”, deslizó Saenz Saralegui, que ahondó en los motivos de ese “desgaste”.

“Puede haber sido la campaña, que fue muy violenta y tuvimos formas distintas de encararla. Cuando quisimos encontrarnos resulta que teníamos una pared entre medio que nos distanciaba; quizás a ciertas personas que no les interesaba que siguiéramos con el mismo ejercicio anterior. Y después nos agarró un verano que fue malo, por desgracia, donde tuvimos que superar deudas sin dinero y tratamos con un gobierno afín para que nos faciliten fondos. Estos 100 días son de una lucha intensa más bien económica”, evaluó el presidente del Concejo.

“Yo creo que a partir de ahora –agregó- tenemos que demostrar todos los días una cosa que hacemos. Terminar con lo de la herencia, porque eso harta bastante. Me eligieron para ejecutar una gestión. Ya pasaron 100 días y ya están en la justicia los que tienen que estar ahí. Para mi es historia. La política que nos impone la gente no es para hacer historia, sino para gestionar la ciudad”, remató el presidente del Concejo Deliberante en una mención implícita –aunque no por eso evidente- a Emiliano Giri, que renunció a la presidencia del Emtur porque está procesado por peculado.

“Dentro del gabinete aparecen personas que tienen compromisos anteriores. Y vos sabés –le dijo al periodista- que cuando estás haciendo algunas transacciones políticas, aparecen oportunistas, y resulta que nos confundimos y no le damos tanta bolilla a la base, a la gente de base que uno la conoce hace mucho tiempo. Quizás no son los más rápidos, pero sí los más fieles”, razonó.