0223.com.ar
El balneario Las Brusquitas renace con un proyecto que unirá tecnología y turismo

El balneario Las Brusquitas renace con un proyecto que unirá tecnología y turismo

Leandro Rosso

Dos analistas de sistema fueron los únicos oferentes en la licitación para relanzar el histórico club de playa y convertir al lugar en un centro tecnológico. Una concesión por 15 años que busca cambiar la cara del lugar y retener a los jóvenes de Miramar.

Fernando Unzué y Rodrigo Espinosa se lanzaron a una aventura que podría generar grandes beneficios para el desarrollo tecnológico del sudeste bonaerense. Una reciente licitación lanzada por el municipio de General Alvarado sobre el famoso balneario Las Brusquitas, los entusiasmó a interesarse en el lugar para redoblar la apuesta y unir turismo con tecnología.

Únicos oferentes en la competencia por hacerse cargo de los destinos del club de playa a lo largo de 15 años con posibilidad de extenderlos 5 más, estos analistas de sistema ya tienen todo listo para largar los servicios de balneario tradicionales y, a su vez, dotar al predio de un futuro promisorio relacionado con la modernidad y las necesidades informáticas de la región.

En diálogo con 0223, Unzué, miembro y ex vice presidente de la Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Mar del Plata, se sinceró de movida en torno a su propuesta: “Agarramos este balneario a riesgo y queremos darle sustentabilidad a este lugar. Si lo pensábamos en frío, no nos metíamos en esto. El lugar quedó destruido y vandalizado. Cuando nos anotamos en la licitación la estructura estaba de otra manera. Ahora la mitad de los vidrios están rotos. No hay luz, en el agua de pozo hay problemas. Había que agarrar este lugar con amor y saber que empezamos en fase cero”, describió.

Con las carpas listas para empezar a alquilar unidades de sombras, el joven emprendedor hizo foco en lo que viene para Las Brusquitas, a la postre el gran objetivo del proyecto: “Es algo a largo plazo. Apostaremos a tener mucha más infraestructura con el correr del tiempo. Para marzo queremos acondicionar el espacio techado de 400 metros cuadrados para presentarlo como una especie de coworking”, deslizó.

Sostenidos en el Programa 111 mil que lanzó la Subsecretaría de Servicios Tecnológicos y Productivos del Ministerio de Producción de la Nación, a cargo de Carlos Pallotti, este dúo de marplatenses quiere “formar chicos como analistas del conocimiento informático. La industria necesita recursos humanos y este plan busca generar 80 mil puestos de trabajo en cuatro años. Nosotros queremos aportar nuestro granito de arena para generar la retención de esos recursos en Miramar”, describió Unzué.

“No lo podemos llamar un polo tecnológico, porque eso implica un marco mucho más grande de obra, pero nos gusta el surf, hemos venido desde chicos aquí y ahora queremos desarrollar innovación tecnológica, ser parte de la matriz productiva de Miramar, trabajar en la idea de las energías renovables, en turismo, dar actividades para la vocación tecnológica”, concluyó Unzué, notoriamente entusiasmado, en la previa de una recorrida que pautó realizar con el intendente Germán Di Cesare este viernes después del mediodía.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

El balneario Las Brusquitas renace con un proyecto que unirá tecnología y turismo

Dos analistas de sistema fueron los únicos oferentes en la licitación para relanzar el histórico club de playa y convertir al lugar en un centro tecnológico. Una concesión por 15 años que busca cambiar la cara del lugar y retener a los jóvenes de Miramar.

Fernando Unzué y Rodrigo Espinosa se lanzaron a una aventura que podría generar grandes beneficios para el desarrollo tecnológico del sudeste bonaerense. Una reciente licitación lanzada por el municipio de General Alvarado sobre el famoso balneario Las Brusquitas, los entusiasmó a interesarse en el lugar para redoblar la apuesta y unir turismo con tecnología.

Únicos oferentes en la competencia por hacerse cargo de los destinos del club de playa a lo largo de 15 años con posibilidad de extenderlos 5 más, estos analistas de sistema ya tienen todo listo para largar los servicios de balneario tradicionales y, a su vez, dotar al predio de un futuro promisorio relacionado con la modernidad y las necesidades informáticas de la región.

En diálogo con 0223, Unzué, miembro y ex vice presidente de la Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Mar del Plata, se sinceró de movida en torno a su propuesta: “Agarramos este balneario a riesgo y queremos darle sustentabilidad a este lugar. Si lo pensábamos en frío, no nos metíamos en esto. El lugar quedó destruido y vandalizado. Cuando nos anotamos en la licitación la estructura estaba de otra manera. Ahora la mitad de los vidrios están rotos. No hay luz, en el agua de pozo hay problemas. Había que agarrar este lugar con amor y saber que empezamos en fase cero”, describió.

Con las carpas listas para empezar a alquilar unidades de sombras, el joven emprendedor hizo foco en lo que viene para Las Brusquitas, a la postre el gran objetivo del proyecto: “Es algo a largo plazo. Apostaremos a tener mucha más infraestructura con el correr del tiempo. Para marzo queremos acondicionar el espacio techado de 400 metros cuadrados para presentarlo como una especie de coworking”, deslizó.

Sostenidos en el Programa 111 mil que lanzó la Subsecretaría de Servicios Tecnológicos y Productivos del Ministerio de Producción de la Nación, a cargo de Carlos Pallotti, este dúo de marplatenses quiere “formar chicos como analistas del conocimiento informático. La industria necesita recursos humanos y este plan busca generar 80 mil puestos de trabajo en cuatro años. Nosotros queremos aportar nuestro granito de arena para generar la retención de esos recursos en Miramar”, describió Unzué.

“No lo podemos llamar un polo tecnológico, porque eso implica un marco mucho más grande de obra, pero nos gusta el surf, hemos venido desde chicos aquí y ahora queremos desarrollar innovación tecnológica, ser parte de la matriz productiva de Miramar, trabajar en la idea de las energías renovables, en turismo, dar actividades para la vocación tecnológica”, concluyó Unzué, notoriamente entusiasmado, en la previa de una recorrida que pautó realizar con el intendente Germán Di Cesare este viernes después del mediodía.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar