RADIO
EN VIVO
imagen

Turismo

31 de Enero de 2017 19:50

Hoteleros advierten que la rentabilidad "bajó muchísimo" y esperan un invierno "muy difícil”

Desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata trazaron un panorama angustiante en el rubro, sobre todo, por “los costos impositivos más altos de la historia”. Piden la intervención del gobierno provincial y aseguraron que “habrá cierre de establecimientos”.

Jesús Osorno es el Vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata. Este martes, en el último día del mes más fuerte de la temporada estival, brindó una conferencia de prensa junto al titular de la entidad, Avedis Sahakian, en la que puso de manifiesto la gran preocupación que hay en el sector, más allá de los habituales balances turísticos positivos o negativos que se hacen en cada verano.

Para la Aehg, los inconvenientes se relacionan en la actualidad con el “costo impositivo argentino”. “No es ninguna novedad, lo afirman publicaciones especializadas, es el más alto de la historia” expresó de movida Osorno y enseguida aclaró: “La problemática se da tanto en los pequeños como en los grandes hoteles”.

Según detalló el dirigente, “evidentemente tenemos un componente muy alto en la cuestión de impuestos. Aparte, en la hotelería, tenemos aditamentos como son el pago a las entidades autorales. Por tener solo un televisor en una habitación, debemos pagar aranceles a cinco entidades: Sadaic, Aadi Capif, Argentores, Sagai, Idac, esté prendido o apagado, o esté ocupada o no la habitación. Todos estos pequeños condimentos y no tener competitividad, hacen que nuestro precio lo regule el mercado. Si nosotros ponemos tarifas que no son viables, la gente no viene. Entonces hay un reclamo de todos los asociados, tanto de los hoteles de 5 estrellas como de los de 2: la rentabilidad ha bajado muchísimo, lo que hace además prever un invierno muy difícil”, anticipó.

En esa línea, Osorno prosiguió: “Solicitamos a la municipalidad algún tipo de competitividad para poder sostenernos. Sabemos de la emergencia económica, pero también sabemos que si no hay promoción de la ciudad, tampoco hay turistas, y si no hay turistas no hay establecimientos, y sin establecimientos, no hay empleados y se crea desempleo. Creemos que para eso se ha creado un fondo afectado a la Promoción Turística del cual, por la emergencia económica que entendemos, solo recibimos una pequeña parte”, graficó.

Los representantes de la asociación hicieron extensivo el pedido de intervención en el tema “a la Provincia, para que realmente posicione a la costa atlántica como destino turístico, en contraposición a promociones que tenemos de provincias completas, como Córdoba, que ha dado subvenciones para el ámbito artístico. La ciudad no puede competir con eso, por eso pedimos que la Provincia intervenga”, razonó Osorno.

Consultado por el futuro de mediano plazo, el dirigente se sinceró: “Estamos en Argentina y en Mar del Plata, vaticinar es difícil, pero si es por la sensaciones, va a ser un invierno crudo. Además de que la rentabilidad se vio muy afectada, cuando te dicen que la temporada es similar a la anterior, que circuló la misma cantidad de gente por ruta 2, la pregunta es: ¿cómo se distribuyó esa gente?. Tenemos una oferta informal que no tributa impuestos y no paga ningún arancel, se alquilan departamentos por un día, con servicio de mucama y nos hacen una competencia desleal. Tenemos además hotelería sindical, que mal que nos guste es para los afiliados, pero sin embargo salen a competir de igual a igual con nosotros. Y en definitiva nosotros nos fundimos: si nuestro negocio no da, no tenemos una subvención del sindicato que nos apoye para que nos podamos seguir manteniendo”, definió Osorno.

En la faceta comparativa con lo acontecido durante enero del 2016, desde la Aehg expresaron: “Lo que nos dicen nuestro socios es que la temporada es más baja que la anterior. Es un universo acotado de la hotelería y la gastronomía marplatense y no podemos dar cifras que sean irrefutables, porque habrá gente de consultoras que tienen más datos y podrán refutar esto, pero lo que no pueden refutar es la queja constante de nuestros afiliados, que nos piden que comuniquemos esta situación porque se sienten abandonados”, sentenció.

Por último, Osorno y Sahakian hicieron hincapié en el invierno que se viene: “Creemos que habrá cierres. De hecho ya hay manifestaciones de socios que sostienen que les conviene tener el hotel cerrado que trabajando. Porque prender la luz y habilitar un hotel tiene un costo significativo, de personal también. Nosotros pedimos que las cargas sociales se tomen a cuenta del IVA para que sea un poco más llevadero el asunto, el impuesto inmobiliario, el ingreso bruto, son impuestos distorsivos que hacen poco viable el rubro. Está complicado, sobre todo porque son pymes que han invertido y re-invertido, no somos multinacionales. Es gente que trabaja en esta ciudad, invierte y vive en Mar del Plata. Es triste que un socio diga que tiene que cerrar un establecimiento porque no le dan los números”, concluyeron.