Basura: el oficialismo rechazó pedido de interpelación a Mourelle y Leitao  | 0223

Basura: el oficialismo rechazó pedido de interpelación a Mourelle y Leitao 

18 de Enero de 2018 20:10

Por Redacción 0223

PARA 0223

Este jueves, el Concejo Deliberante llevó adelante una sesión extraordinaria para tratar la problemática del predio de disposición final de residuos, que dejó sin recolección a Mar del Plata en el inicio de la temporada de verano.

El conflicto se originó a partir de la decisión del Departamento Ejecutivo de no prorrogar el contrato con la operadora del predio. Se trata de la empresa Tecsan del poderoso grupo Benito Roggio.

En el plenario, el oficialismo archivó el proyecto  de la oposición que impulsaba la interpelación  del presidente del Emsur, Eduardo Leitao y el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, para que expliquen en el HCD qué plan tienen en materia de disposición final de residuos en el Partido de General Pueyrredon.

En declaraciones a 0223, el concejal de la Agrupación Atlántica-Pro, Mauricio Loria, señaló  que “consideramos que la interpelación no es el mecanismo para que los funcionarios brinden explicaciones en el Concejo Deliberante”.  “Desde el Ejecutivo se está trabajando para solucionar este conflicto del predio de residuos. Estamos a punto de encontrar el mejor camino para  la comunidad”, anticipó el edil.

A su vez, Loria rechazó las críticas desde la oposición. “Parecería que algunos concejales de la oposición creen que el intendente Arroyo asumió en Suecia. En realidad, la mayoría de los conflictos que ha atravesado esta gestión se han visto agravados por la situación apremiante y critica que tuvo que afrontar el municipio por la herencia que dejó el anterior gobierno municipal”, resaltó. 

“Estamos transitando un camino para poder sanear el municipio y solucionar todos los problemas que hay en la ciudad”, sentenció.

Cuestionamientos desde la oposición 

Por su parte, la concejal de Unidad Ciudadana, Marina Santoro, cuestionó las políticas ambientales del intendente Carlos Arroyo y del titular del Emsur, Eduardo Leitao. "La problemática del predio no es sólo ambiental, es profundamente política, social y de gestión", describió la edil opositora.

En ese sentido, aseguró que hubo propuestas del propio Ejecutivo para mejorar las condiciones, que no se han cumplido. "Estamos ante un grave problema político y de gestión, y es responsabilidad de Leitao y de Arroyo, que no consideran actores importantes a los recicladores informales y tampoco a los formales", señaló la edil.

Además, recordó que el registro aprobado en la última sesión por unanimidad tampoco fue puesto en marcha: "No hay ningún censo, y sabemos que hay entre 300 y 500 personas en el predio pero entendemos que es un tema sobre el que no les interesa gestionar".

"Estas familias son invisibles para la gestión. En 2016 y 2017, Leitao firmó dos petitorios, donde se comprometió a limpiar los playones de contingencia, a abastecer de agua potable a la gente del predio, a mantener en condiciones las calles del predio, a la reparación de luminarias y a erradicar el trabajo infantil, entre otros temas. Hoy la ambulancia y los bomberos no pueden ingresar al predio y no queremos que suceda ninguna tragedia", añadió Santoro.

Finalmente, subrayó que "si el intendente no conoce la realidad de estas personas, que son vecinos de su ciudad, que vaya al predio y que vea en qué condiciones están trabajando".

A su turno, el concejal de Acción Marplatense, Santiago Bonifatti, manifestó que “el conflicto de la basura es un claro ejemplo de cómo una gestión política no sólo puede no hacer sino que también puede empeorar una situación. El sistema integral de residuos en Mar del Plata y Batán era un servicio que necesitaba ajustes, mejoramientos y revisiones pero de ninguna manera era este caos que padecemos hoy. Esto tiene un responsable: lo generó el gobierno de Arroyo

Y remarcó: “El problema de los residuos urbanos afecta al medio ambiente, la convivencia, la salud y también las posibilidades que tiene la ciudad de ser atractiva para la mirada de inversores y turistas. Es lamentable que el vecino vea - una vez más - las complicaciones en el funcionamiento de un servicio indispensable por una mala gestión de conflictos. El intendente no sólo no pudo continuar con el servicio tal como venía de años anteriores sino que escaló el problema impactando en recicladores formales e informales, cooperativas, empresas de seguridad, empresas de recolección, y finalmente vecinos que se encontraban separando voluntariamente sus residuos para que se aproveche aquello que se puede reutilizar. Todo eso hoy son distintos conflictos de un mismo problema".

A su vez, el edil de AM agregó que  “nos preguntamos hacia dónde va este gobierno. Hacia dónde va nuestra ciudad. Desde la gestión de Acción Marplatense habíamos dado vuelta la página de la triste historia de un basural prendido fuego y de emergencia en emergencia, pero el intendente Arroyo logró lo impensado, otra vez la basura es un caos, la ciudad está sucia y ambientalmente retrocedimos muchos años. Tal vez la solución no era perfecta, pero había un rumbo, la ciudad avanzaba, había un programa social para contener a los recicladores, había una planta de separación y un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, el intendente logró deshacer lo que estaba bien y complicarle aún más la vida a los vecinos, sumar nuevos problemas, nuevos conflictos con distintos actores involucrados donde ya no hablamos de un servicio contratado sino de un caos de gestión sobre la basura”. 

“Mar del Plata con basura es una ciudad sucia. Mar del Plata sin una buena gestión de los residuos es una ciudad imposible de venderla a cualquier empresa que se quiera radicar acá, cualquier inversión, a cualquier turista que esté pensando en Mar del Plata para veranear”, destacó.

Además, Bonifatti puntualizó que “en punto aparte merece la situación sanitaria, las afecciones y enfermedades que se ven aumentadas en este contexto que se ven afectadas por el desborde de basura en distintos espacios de la ciudad. La recolección no sólo es una necesidad y un servicio que se requiere para que la ciudad esté ordenada y funcione, sino también es una necesidad para evitar infecciones, epidemias y distintas plagas que afectan a la prevención de salud”.

El problema de la basura es un problema serio, complejo, que requiere una gestión prolija, inteligente y por qué no innovadora, tres condiciones que no estamos viendo en la gestión de Arroyo y tres condiciones con las que estamos dispuestos a colaborar como oposición para que esto se resuelva”, sentenció el concejal opositor.