RADIO
EN VIVO
imagen

Judiciales

22 de Octubre de 2019 13:09

“Mis nietos se sientan en la puerta de mi casa, preguntan por su mamá y se ponen a llorar”

Familiares colmaron la sala de audiencias. (Foto: 0223).

La madre y los hermanos de Carolina Barros destacaron la tarea del fiscal en el juicio que condenó a prisión perpetua a Ricardo Burgos Duarte. El “Paraguayo” no asistió a la lectura de la sentencia.

Un abrazo y gritos contenidos que taparon parcialmente la lectura abreviada de la que condenó a prisión perpetua a Ricardo Burgos Duarte fue la primera reacción de los familiares de Carolina Barros. Ya en el pasillo del sexto piso, la madre y sus hermanos compartieron su sensación de que se hizo justicia, agradecieron la labor del fiscal y pidieron que no vuelvan a pasar hechos parecidos a ninguna otra mujer.

María Gabriela Gafa –mamá de la víctima- dijo estar conforme por la pena a perpetua al “Paraguayo” como autor penalmente responsable de homicidio simple en grado de tentativa y homicidio agravado por relación de pareja en concurso real. “No se qué decir, solo espero que esto no pase más con ninguna chica”, agregó.

Faga, que fue herida durante el ataque en la casa del barrio Santa Rita, pidió que la sentencia sea un poco de consuelo para sus nietos que aún esperan cada día el regresó de su mamá. “Ludmila, Morena y Benjamín se sientan en la puerta de mi casa o en la de la otra abuela, preguntan por su mamá y se ponen a llorar. Esto es un poco de consuelo para que cuando crezcan sepan que se hizo Justicia”, concluyó.

Lucas, uno de los hermanos de Carolina, dijo que la sentencia fue un desahogo después de dos años en los que cada día es peor que otro. “Mi hermana perdió el derecho a respirar, el derecho a vivir por lo que él se tiene que pudrir adentro porque lo que hizo no lo paga con 35 años de prisión”, y dijo que “a mi vieja la rompieron, a mi hermana también, rompieron toda la familia”.