0223.com.ar
Después de tres años de ordenanza, la construcción con tierra cruda no está reglamentada

Después de tres años de ordenanza, la construcción con tierra cruda no está reglamentada

Por Gonzalo Chaet

La Ordenanza se aprobó en 2016 pero el Departamento Ejecutivo no la reglamentó.De este modo la norma no se aplica y quienes utilizan este tipo de técnicas no pueden legalizar sus construcciones.

El 14 de abril de 2016 el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la Ordenanza 22690 que autorizó “el método de construcción en tierra cruda y las tecnologías de construcción con tierras afines”. Luego del trabajo de muchas organizaciones, varios jornadas sobre este tema y la discusión en las distintas comisiones, finalmente se logró la sanción de esta norma que permitía “la aprobación, visación, inspección final de obras y/o habilitación”. Además, se reconoció a estas técnicas de interés municipal

Cuando se aprobó esta Ordenanza, Juan Pilotta, integrante de la cooperativa Caminantes, sostuvo en diálogo con 0223: “Nosotros queríamos que sea de aplicación inmediata, porque si dependemos de su reglamentación, posiblemente pasen nuevamente muchos años”. Y Pilotta no se equivocaba. A casi tres años de su promulgación, esta norma no está vigente porque el Ejecutivo aún no la reglamentó.

Uno de los artículos de esta ordenanza creaba una mesa de trabajo para su reglamentación  compuesta por representantes del Departamento Ejecutivo, asociaciones civiles, organizaciones sociales, colegios profesionales, organismos públicos provinciales, la Universidad Nacional de Mar del Plata y personas de renombre en la materia que se crean convenientes.

Si bien esta reglamentación se debería haber realizado “dentro del período de ciento veinte (120) días luego de promulgada la presente”, el tiempo pasó y las especificaciones técnicas necesarias no se publicaron.

Actualmente, a pesar de haberse  autorizado algunas construcciones con este tipo de técnicas, la falta de reglamentación sigue siendo un problema para quienes decidieron realizar sus casas con estos materiales.

Además la norma contemplaba la afectación de los recursos necesarios para la difusión, promoción y formación de esta técnica constructiva, algo que tampoco sucedió.

 

Técnicas de construcción con tierra cruda

La Ordenanza 22690 cuenta con un anexo en el cual se detallan "diversas técnicas más utilizadas exitosamente en todo el mundo y que pueden ser aplicadas en forma eficiente en el ámbito del municipio". 

MATERIA PRIMA PRINCIPAL 

TIERRA CRUDA 

Se trata de una mezcla de arcilla, limo, arena, fibras (pasto seco, paja, viruta) y algún otro agregado que le confiera al material determinadas características (mayor plasticidad, menor retracción, impermeabilidad, etc.). La mezcla tendrá distintas dosificaciones según la técnica empleada. Estructuralmente la arcilla es el material aglomerante, confiere la cohesión y la capacidad resistente, la arena contribuye a dar masa y reducir la retracción y la fibra, a generar una trama interna que reduce o evita la disgregación por efecto de la retracción.  

Cabe aclarar que dicha materia prima es utilizada por gran parte de la humanidad desde tiempos ancestrales y actualmente está incluida entre los materiales permitidos para construir en gran cantidad de países, por ejemplo en el caso de Alemania se encuentra legislado desde hace más de 50 años. 

TÉCNICAS CON BLOQUES 

ADOBE 

El adobe es una pieza para construcción hecha de una masa de tierra arcillo-arenosa y paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al sol; es una técnica rápida y de bajo costo. Para construirlos se utilizan moldes o adoberas (nombre técnico). Su tamaño es variable de acuerdo a la necesidad de la obra a realizar. La técnica constructiva utilizada en la aplicación de los adobes es similar a la que se desarrolla en la construcción con ladrillos convencionales, por lo que puede fácilmente adaptarse la mano de obra que actualmente realiza actividades con este tipo de materiales.  

BLOQUES DE TIERRA ALIVIANADA (BTA) 

El BTA es un bloque alivianado con paja o viruta, cuyas dimensiones son variables, generalmente mayores al de los adobes.  La construcción de los bloques se realiza colocando la mezcla en moldes, para luego desmoldar y dejar secar hasta ser utilizados. Estos bloques se unen con una mezcla similar a la que se utilizó para fabricarlos. Para estabilizar el cerramiento, entre las hiladas de bloques se colocan varillas o cañas a modo de armazón horizontal que en sus extremos se fijan a los pies derechos del cerramiento. Se colocan también cañas o estacas clavadas verticalmente penetrando dos hiladas y media de bloques como mínimo.

PARED DE FARDOS DE PAJA 

Se realiza el cerramiento del vano utilizando fardos de paja prensada, colocados como mampuesto. Para estabilizar el cerramiento, la traba entre hileras se realiza clavando listones o cañas dispuestos verticalmente atravesando al menos dos fardos y medio. Igualmente, la primera hilada es atravesada por estacas que están fijadas a la solera inferior. Una vez colocados los fardos desde la primera hasta la última hilada, se debe pretensar la pared antes de colocar la última hilada bajo la solera superior. Se logran espesores de paredes considerables y de excelente comportamiento de aislación térmica. Los muros así construidos son considerados portantes. 

BLOQUES DE TIERRA COMPRIMIDA (BTC) 

Son resultantes de la mezcla de tierra areno limosa, agua y eventualmente cemento en proporciones adecuadas según las características particulares de la tierra, que se somete a compresión mediante una prensa con el fin de obtener altas densidades y que luego es sometido a un proceso de curado para que se produzca su endurecimiento efectivo. La terminación superficial lisa de estos bloques y de la mampostería resultante no hacen necesario la ejecución de revoques, con lo cual ahorran materiales y energía destinado a esa capa final necesaria en otras técnicas.  

TÉCNICAS MONOLÍTICAS 

PAJA ENCOFRADA 

Se introduce una mezcla de barro y paja en el encofrado confeccionado generalmente por tablado de madera y se compacta con pisones manuales livianos, resultando un muro alivianado y con suficiente aire intersticial. Este proceso se vuelve a realizar nuevamente elevando el encofrado hasta cubrir toda la altura del vano. El espesor de la envolvente resultante es mediano y se logran excelentes comportamientos térmicos debido a las características aislantes de la fibra utilizada. 

TAPIAL 

Se caracteriza por ser construido en base a material suelto, tierra y áridos en diferentes granulometrías, que es apisonado en el sitio para constituir así el muro. Una de sus principales características es que es portante. Es una técnica tradicional que logra espesores de importancia. Para la construcción se recurre a un encofrado de madera reforzado (tapialera) para soportar las presiones de compresión por el apisonado, el cual se desplaza en la medida que la construcción del muro avanza. Este desplazamiento se realiza en horizontal y/o vertical en base a una superposición de capas, y según el criterio del constructor y el método constructivo utilizado. 

MOLDEO DIRECTO (COB) 

Consiste en una mezcla húmeda de arcilla, arena y fibras, que se utiliza directamente para moldear el muro. La elevación de las paredes requiere dejar fraguar el material entre hileras para luego colocar más mezcla. Generalmente el desarrollo de la obra se realiza en forma perimetral completa y se va ganando altura a medida que el fraguado del material lo permite. Este tipo de muro es de gran espesor y es portante. 

SUPERADOBE 

Para esta técnica se utilizan bolsas o tubos de polipropileno rellenos con tierra estabilizada en ocasiones con cemento, los cuales a medida que se colocan se apisonan para que sean compactos y resistentes, y se van apilando uno encima del otro. Entre cada hilera de bolsas se colocan dos líneas paralelas de alambre de púas a modo de anclaje o también pueden utilizarse estacas que atraviesen varias hileras. Estas bolsas son luego cubiertas con malla de alambre (tipo de gallinero) para la aplicación del revoque. Este tipo de muros permite realizar muy fácilmente formas circulares y cúpulas. Se destaca por ser una técnica económica, ya que para el relleno no se requiere una mezcla específica, salvo mantener un porcentaje de humedad adecuado. Asimismo tampoco requiere estructura, siendo portante.

TÉCNICAS CON ENTRAMADOS 

ENTRAMADO DE CAÑAS O LISTONES (QUINCHA) 

Se clavan cañas o listones entre dos pie derechos a ambos lados de la estructura (interior y exterior). Las cañas se clavan separadas a una distancia que permita la colocación de material de relleno, dispuestas en forma horizontal o también diagonalmente cuando se quiera aumentar la rigidez y estabilidad de la estructura. Esta disposición de cañas  o listones genera un espacio interno que se rellena con barro. La mezcla a utilizar puede ser tierra arcillosa y paja seca o húmeda. Se puede trabajar con espesores mínimos y lograr paredes livianas y de rápido desarrollo 

PAJA ENROLLADA 

Se conforman elementos formados con paja y barro enrollados alrededor de una caña o listón, que se fija en guías clavadas sobre los pies derechos. Se forman así rollos de barro. Se va colocando un rollo sobre otro hasta cubrir todo el vano. La mezcla se logra utilizando una dosificación adecuada de tierra arcillosa y paja. El espesor del cerramiento llega a ser bastante delgado y adecuado para tabiquerias interiores. 

ROLLOS SOBRE ALAMBRE (ENCHORIZADO) 

La trama tiene únicamente elementos horizontales – alambre en la actualidad – sujetos a la estructura portante, de los que se van colgando chorizos de paja amasada con barro. La sucesión apretada de ellos forma un muro de cierta flexibilidad, pero muy resistente y delgado. 

TÉCNICA DE MALLA (VARIANTE DEL ENCHORIZADO) 

Se extiende y sujeta un paño de alambre romboidal a la estructura y en los huecos se introducen cilindros de barro y paja de manera que cuelguen hacia ambos lados. Estos se presionan de modo que se unen los cilindros de cada hueco formando el muro. Este muro debe ser engrosado con barro antes de proceder al revoque. 

REVOQUES FINOS Y GRUESOS 

Tierra, cal, cemento o yeso son componentes adecuados para usar como aglomerantes en la composición de revoques, tanto fino como grueso. Debido a su elasticidad y a la capacidad para balancear la humedad del aire, el revoque de tierra arcillosa tiene una ventaja sustancial frente a los otros materiales, siempre que se tenga en cuenta protegerlo contra la lluvia por medio de aditivos o pinturas hidrófugas que sean permeables para permitir la difusión del vapor; o bien a través del diseño de aleros, veredas perimetrales, zócalos exteriores, etc. 

TÉCNICAS CON MATERIALES RECICLADOS 

MUROS DE NEUMÁTICOS 

Esta técnica permite la reutilización de neumáticos. Los mismos se disponen en forma de hilera y se rellenan con tierra que se compacta con pisón. Las hileras sucesivas se disponen en forma alternada. Los huecos del muro terminado se rellenan con barro antes de proceder al revoque. Esta técnica es autoportante aunque también se puede utilizar en el interior de una estructura. 

Existen reportes de ingeniería que solventan este novedoso método constructivo que ha sido aprobado por las autoridades competentes en EEUU. Mediante el revoque se evita que queden expuestas partes de los neumáticos y de esta forma se logra una terminación estética y segura. 

QUINCHA CON RELLENO DE PET 

Dentro de la quincha u otro tipo de cerramiento, pueden incorporarse materiales de descarte como son las botellas PET, las cuales pueden estar rellenas de desechos plásticos compactados o papeles altamente plastificados, todos limpios de restos orgánicos. Las mismas deben ser recubiertas luego por el mortero de forma que no queden expuestas. También pueden ser incorporadas a la construcción botellas de vidrio para permitir el paso de la luz y de esa manera mejorar la eficiencia energética de las viviendas. 

CUBIERTAS VEGETALES O TERRAZAS VERDES

Se entiende como “CUBIERTA VEGETAL o Terraza Verde” a una superficie cubierta de vegetación cuyo objetivo es contribuir con el medio ambiente urbano de las siguientes formas: 

l Permite cultivar frutas, verduras y flores 

l Mejorar la climatización del edificio 

l Prolongar la vida del techo 

l Reducir el riesgo de inundaciones 

l Filtrar contaminantes y CO2 del aire 

l Actuar como barrera acústica: el suelo bloquea los sonidos de baja frecuencia y las plantas los de alta frecuencia. 

l Filtrar contaminantes y metales pesados del agua de lluvia 

l Proteger la biodiversidad de zonas urbanas 

La cubierta de un techo, azotea o terraza verde debe contar con una membrana aislante hidrófuga, a prueba de raíces, carpeta de protección y recubrimiento previa a la capa de grava de drenaje. El espesor mínimo necesario de tierra para que la vegetación prospere debe estar en función a las especies que conforman la cubierta vegetal, no pudiendo exceder los 18 cm.  

Los techos verdes tienen mayores requisitos estructurales que un techo común. Algunos edificios ya existentes no pueden ser modificados porque no soportarían el peso del suelo y vegetación.  

Las pendientes de escurrimiento deben responder a las normativas vigentes y el conjunto debe poseer un sistema de retención para evitar el escurrimiento de tierra. 

El método de desagüe a utilizar en las cubiertas de un techo, azotea o terraza verde debe contar con una correcta impermeabilización, la cual debe ser ejecutada con la mejor tecnología disponible.-

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Después de tres años de ordenanza, la construcción con tierra cruda no está reglamentada

La Ordenanza se aprobó en 2016 pero el Departamento Ejecutivo no la reglamentó.De este modo la norma no se aplica y quienes utilizan este tipo de técnicas no pueden legalizar sus construcciones.

El 14 de abril de 2016 el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la Ordenanza 22690 que autorizó “el método de construcción en tierra cruda y las tecnologías de construcción con tierras afines”. Luego del trabajo de muchas organizaciones, varios jornadas sobre este tema y la discusión en las distintas comisiones, finalmente se logró la sanción de esta norma que permitía “la aprobación, visación, inspección final de obras y/o habilitación”. Además, se reconoció a estas técnicas de interés municipal

Cuando se aprobó esta Ordenanza, Juan Pilotta, integrante de la cooperativa Caminantes, sostuvo en diálogo con 0223: “Nosotros queríamos que sea de aplicación inmediata, porque si dependemos de su reglamentación, posiblemente pasen nuevamente muchos años”. Y Pilotta no se equivocaba. A casi tres años de su promulgación, esta norma no está vigente porque el Ejecutivo aún no la reglamentó.

Uno de los artículos de esta ordenanza creaba una mesa de trabajo para su reglamentación  compuesta por representantes del Departamento Ejecutivo, asociaciones civiles, organizaciones sociales, colegios profesionales, organismos públicos provinciales, la Universidad Nacional de Mar del Plata y personas de renombre en la materia que se crean convenientes.

Si bien esta reglamentación se debería haber realizado “dentro del período de ciento veinte (120) días luego de promulgada la presente”, el tiempo pasó y las especificaciones técnicas necesarias no se publicaron.

Actualmente, a pesar de haberse  autorizado algunas construcciones con este tipo de técnicas, la falta de reglamentación sigue siendo un problema para quienes decidieron realizar sus casas con estos materiales.

Además la norma contemplaba la afectación de los recursos necesarios para la difusión, promoción y formación de esta técnica constructiva, algo que tampoco sucedió.

 

Técnicas de construcción con tierra cruda

La Ordenanza 22690 cuenta con un anexo en el cual se detallan "diversas técnicas más utilizadas exitosamente en todo el mundo y que pueden ser aplicadas en forma eficiente en el ámbito del municipio". 

MATERIA PRIMA PRINCIPAL 

TIERRA CRUDA 

Se trata de una mezcla de arcilla, limo, arena, fibras (pasto seco, paja, viruta) y algún otro agregado que le confiera al material determinadas características (mayor plasticidad, menor retracción, impermeabilidad, etc.). La mezcla tendrá distintas dosificaciones según la técnica empleada. Estructuralmente la arcilla es el material aglomerante, confiere la cohesión y la capacidad resistente, la arena contribuye a dar masa y reducir la retracción y la fibra, a generar una trama interna que reduce o evita la disgregación por efecto de la retracción.  

Cabe aclarar que dicha materia prima es utilizada por gran parte de la humanidad desde tiempos ancestrales y actualmente está incluida entre los materiales permitidos para construir en gran cantidad de países, por ejemplo en el caso de Alemania se encuentra legislado desde hace más de 50 años. 

TÉCNICAS CON BLOQUES 

ADOBE 

El adobe es una pieza para construcción hecha de una masa de tierra arcillo-arenosa y paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al sol; es una técnica rápida y de bajo costo. Para construirlos se utilizan moldes o adoberas (nombre técnico). Su tamaño es variable de acuerdo a la necesidad de la obra a realizar. La técnica constructiva utilizada en la aplicación de los adobes es similar a la que se desarrolla en la construcción con ladrillos convencionales, por lo que puede fácilmente adaptarse la mano de obra que actualmente realiza actividades con este tipo de materiales.  

BLOQUES DE TIERRA ALIVIANADA (BTA) 

El BTA es un bloque alivianado con paja o viruta, cuyas dimensiones son variables, generalmente mayores al de los adobes.  La construcción de los bloques se realiza colocando la mezcla en moldes, para luego desmoldar y dejar secar hasta ser utilizados. Estos bloques se unen con una mezcla similar a la que se utilizó para fabricarlos. Para estabilizar el cerramiento, entre las hiladas de bloques se colocan varillas o cañas a modo de armazón horizontal que en sus extremos se fijan a los pies derechos del cerramiento. Se colocan también cañas o estacas clavadas verticalmente penetrando dos hiladas y media de bloques como mínimo.

PARED DE FARDOS DE PAJA 

Se realiza el cerramiento del vano utilizando fardos de paja prensada, colocados como mampuesto. Para estabilizar el cerramiento, la traba entre hileras se realiza clavando listones o cañas dispuestos verticalmente atravesando al menos dos fardos y medio. Igualmente, la primera hilada es atravesada por estacas que están fijadas a la solera inferior. Una vez colocados los fardos desde la primera hasta la última hilada, se debe pretensar la pared antes de colocar la última hilada bajo la solera superior. Se logran espesores de paredes considerables y de excelente comportamiento de aislación térmica. Los muros así construidos son considerados portantes. 

BLOQUES DE TIERRA COMPRIMIDA (BTC) 

Son resultantes de la mezcla de tierra areno limosa, agua y eventualmente cemento en proporciones adecuadas según las características particulares de la tierra, que se somete a compresión mediante una prensa con el fin de obtener altas densidades y que luego es sometido a un proceso de curado para que se produzca su endurecimiento efectivo. La terminación superficial lisa de estos bloques y de la mampostería resultante no hacen necesario la ejecución de revoques, con lo cual ahorran materiales y energía destinado a esa capa final necesaria en otras técnicas.  

TÉCNICAS MONOLÍTICAS 

PAJA ENCOFRADA 

Se introduce una mezcla de barro y paja en el encofrado confeccionado generalmente por tablado de madera y se compacta con pisones manuales livianos, resultando un muro alivianado y con suficiente aire intersticial. Este proceso se vuelve a realizar nuevamente elevando el encofrado hasta cubrir toda la altura del vano. El espesor de la envolvente resultante es mediano y se logran excelentes comportamientos térmicos debido a las características aislantes de la fibra utilizada. 

TAPIAL 

Se caracteriza por ser construido en base a material suelto, tierra y áridos en diferentes granulometrías, que es apisonado en el sitio para constituir así el muro. Una de sus principales características es que es portante. Es una técnica tradicional que logra espesores de importancia. Para la construcción se recurre a un encofrado de madera reforzado (tapialera) para soportar las presiones de compresión por el apisonado, el cual se desplaza en la medida que la construcción del muro avanza. Este desplazamiento se realiza en horizontal y/o vertical en base a una superposición de capas, y según el criterio del constructor y el método constructivo utilizado. 

MOLDEO DIRECTO (COB) 

Consiste en una mezcla húmeda de arcilla, arena y fibras, que se utiliza directamente para moldear el muro. La elevación de las paredes requiere dejar fraguar el material entre hileras para luego colocar más mezcla. Generalmente el desarrollo de la obra se realiza en forma perimetral completa y se va ganando altura a medida que el fraguado del material lo permite. Este tipo de muro es de gran espesor y es portante. 

SUPERADOBE 

Para esta técnica se utilizan bolsas o tubos de polipropileno rellenos con tierra estabilizada en ocasiones con cemento, los cuales a medida que se colocan se apisonan para que sean compactos y resistentes, y se van apilando uno encima del otro. Entre cada hilera de bolsas se colocan dos líneas paralelas de alambre de púas a modo de anclaje o también pueden utilizarse estacas que atraviesen varias hileras. Estas bolsas son luego cubiertas con malla de alambre (tipo de gallinero) para la aplicación del revoque. Este tipo de muros permite realizar muy fácilmente formas circulares y cúpulas. Se destaca por ser una técnica económica, ya que para el relleno no se requiere una mezcla específica, salvo mantener un porcentaje de humedad adecuado. Asimismo tampoco requiere estructura, siendo portante.

TÉCNICAS CON ENTRAMADOS 

ENTRAMADO DE CAÑAS O LISTONES (QUINCHA) 

Se clavan cañas o listones entre dos pie derechos a ambos lados de la estructura (interior y exterior). Las cañas se clavan separadas a una distancia que permita la colocación de material de relleno, dispuestas en forma horizontal o también diagonalmente cuando se quiera aumentar la rigidez y estabilidad de la estructura. Esta disposición de cañas  o listones genera un espacio interno que se rellena con barro. La mezcla a utilizar puede ser tierra arcillosa y paja seca o húmeda. Se puede trabajar con espesores mínimos y lograr paredes livianas y de rápido desarrollo 

PAJA ENROLLADA 

Se conforman elementos formados con paja y barro enrollados alrededor de una caña o listón, que se fija en guías clavadas sobre los pies derechos. Se forman así rollos de barro. Se va colocando un rollo sobre otro hasta cubrir todo el vano. La mezcla se logra utilizando una dosificación adecuada de tierra arcillosa y paja. El espesor del cerramiento llega a ser bastante delgado y adecuado para tabiquerias interiores. 

ROLLOS SOBRE ALAMBRE (ENCHORIZADO) 

La trama tiene únicamente elementos horizontales – alambre en la actualidad – sujetos a la estructura portante, de los que se van colgando chorizos de paja amasada con barro. La sucesión apretada de ellos forma un muro de cierta flexibilidad, pero muy resistente y delgado. 

TÉCNICA DE MALLA (VARIANTE DEL ENCHORIZADO) 

Se extiende y sujeta un paño de alambre romboidal a la estructura y en los huecos se introducen cilindros de barro y paja de manera que cuelguen hacia ambos lados. Estos se presionan de modo que se unen los cilindros de cada hueco formando el muro. Este muro debe ser engrosado con barro antes de proceder al revoque. 

REVOQUES FINOS Y GRUESOS 

Tierra, cal, cemento o yeso son componentes adecuados para usar como aglomerantes en la composición de revoques, tanto fino como grueso. Debido a su elasticidad y a la capacidad para balancear la humedad del aire, el revoque de tierra arcillosa tiene una ventaja sustancial frente a los otros materiales, siempre que se tenga en cuenta protegerlo contra la lluvia por medio de aditivos o pinturas hidrófugas que sean permeables para permitir la difusión del vapor; o bien a través del diseño de aleros, veredas perimetrales, zócalos exteriores, etc. 

TÉCNICAS CON MATERIALES RECICLADOS 

MUROS DE NEUMÁTICOS 

Esta técnica permite la reutilización de neumáticos. Los mismos se disponen en forma de hilera y se rellenan con tierra que se compacta con pisón. Las hileras sucesivas se disponen en forma alternada. Los huecos del muro terminado se rellenan con barro antes de proceder al revoque. Esta técnica es autoportante aunque también se puede utilizar en el interior de una estructura. 

Existen reportes de ingeniería que solventan este novedoso método constructivo que ha sido aprobado por las autoridades competentes en EEUU. Mediante el revoque se evita que queden expuestas partes de los neumáticos y de esta forma se logra una terminación estética y segura. 

QUINCHA CON RELLENO DE PET 

Dentro de la quincha u otro tipo de cerramiento, pueden incorporarse materiales de descarte como son las botellas PET, las cuales pueden estar rellenas de desechos plásticos compactados o papeles altamente plastificados, todos limpios de restos orgánicos. Las mismas deben ser recubiertas luego por el mortero de forma que no queden expuestas. También pueden ser incorporadas a la construcción botellas de vidrio para permitir el paso de la luz y de esa manera mejorar la eficiencia energética de las viviendas. 

CUBIERTAS VEGETALES O TERRAZAS VERDES

Se entiende como “CUBIERTA VEGETAL o Terraza Verde” a una superficie cubierta de vegetación cuyo objetivo es contribuir con el medio ambiente urbano de las siguientes formas: 

l Permite cultivar frutas, verduras y flores 

l Mejorar la climatización del edificio 

l Prolongar la vida del techo 

l Reducir el riesgo de inundaciones 

l Filtrar contaminantes y CO2 del aire 

l Actuar como barrera acústica: el suelo bloquea los sonidos de baja frecuencia y las plantas los de alta frecuencia. 

l Filtrar contaminantes y metales pesados del agua de lluvia 

l Proteger la biodiversidad de zonas urbanas 

La cubierta de un techo, azotea o terraza verde debe contar con una membrana aislante hidrófuga, a prueba de raíces, carpeta de protección y recubrimiento previa a la capa de grava de drenaje. El espesor mínimo necesario de tierra para que la vegetación prospere debe estar en función a las especies que conforman la cubierta vegetal, no pudiendo exceder los 18 cm.  

Los techos verdes tienen mayores requisitos estructurales que un techo común. Algunos edificios ya existentes no pueden ser modificados porque no soportarían el peso del suelo y vegetación.  

Las pendientes de escurrimiento deben responder a las normativas vigentes y el conjunto debe poseer un sistema de retención para evitar el escurrimiento de tierra. 

El método de desagüe a utilizar en las cubiertas de un techo, azotea o terraza verde debe contar con una correcta impermeabilización, la cual debe ser ejecutada con la mejor tecnología disponible.-

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar