RADIO
EN VIVO
imagen

Ciudad

22 de Julio de 2019 18:23

Con apoyo de Ocaña, Montenegro propone crear la Oficina Municipal Anticorrupción

La diputada nacional llegó a Mar del Plata para acompañar al precandidato a intendente y entre ambos anticiparon una de las iniciativas de Juntos por el Cambio en caso de llegar al gobierno comunal: “No es un tema ético ni moral, la corrupción es un problema económico”.

El precandidato a intendente de General Pueyrredon por la fuerza Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, y la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Graciela Ocaña, visitaron los estudios de radio de 0223 para hablar durante el programa Mar del Plata PM sobre algunas de sus propuestas de gestión en caso de llegar al Ejecutivo local en diciembre próximo.

Primero, la salud

Luego de recorrer las instalaciones del hospital Houssay, Ocaña y Montenegro pusieron el foco, inicialmente, en la histórica problemática de la disponibilidad de camas en el área de salud. “En enero se pudo poner en marcha algo que se le debía a los afiliados al Pami, el hospital ya está funcionando en la gran mayoría de sus partes y se va permanentemente acondicionando en las restantes áreas. Falta solo lo que tiene que ver con el laboratorio. Pero toda la parte de oncología ya se trata ahí” valoró Montenegro en un primer momento.

Enseguida, el referente del macrismo en Mar del Plata agregó: “Es un gran avance que esté operativo también por las camas que faltan en la ciudad y la región. Está claro que Mar del Plata desde hace más de 20 años tiene una problemática con el tema de las camas disponibles en el área de salud. Cuando uno ve los números de ciudades similares como La Plata, te das cuenta que a Mar del Plata la faltan hasta cuatro hospitales. La capital bonaerense tiene cuatro hospitales zonales y dos interzonales y Mar del Plata solo tiene dos interzonales y es una de las ciudades con mayor cantidad de adultos mayores de todo el país. Está claro que estamos cortos” afirmó Montenegro en ese sentido.

 

La lucha contra la corrupción estatal

Sobre el conocimiento de Ocaña en las áreas de salud -en 2007 ocupó la titularidad del Ministerio de Salud de la Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández- y de lucha contra la corrupción, Montenegro contó: “Con Graciela hemos hablado muchos años de dos temas: su capacidad de trabajo con la tercera edad y otro el de la lucha contra la corrupción. Hemos analizado las herramientas que se pueden generar desde la municipalidad, con una oficina de lucha contra la corrupción, en base a un planteo muy bueno que ella hizo en Capital Federal y eso se puede replicar acá”, aseguró el precandidato.

Consultada por su trabajo en el tema en el ámbito porteño, Ocaña explicó: “Es muy importante y Guillermo en esto tiene mucha experiencia, lo conozco desde hace 20 años, por su paso por la justicia, como excelente fiscal y juez. Lo conozco también en su gestión en la ciudad de Buenos Aires. Y justamente en una ciudad como Mar del Plata, lo más importante es generar mecanismos de transparencia para que justamente no se produzcan hechos de corrupción”.

Para la legisladora, “la oficina podría trabajar mucho en la prevención de actividades. A mí me parece que lo más adecuado es concursar para que la oficina quede a cargo de una persona con mayores antecedentes, que tenga por supuesto el aval político, pero que tenga el control patrimonial. Lo hemos visto en la provincia de Buenos Aires, la oficina ha permitido detectar políticas infieles de algunos funcionarios públicos. Son fraudes que le costaron mucho a la provincia, como por ejemplo el tema de las licencias médicas”, graficó Ocaña. 

“Ayuda a prevenir y cambiar las conductas y darle transparencia en la gestión. Cuando estuve en el Pami pedí a la Procuración que nombrara un fiscal dentro de la estructura del Pami. Se generó mucha resistencia al principio, pero después eso cambió la conducta de las organizaciones, con modificaciones en lo institucional que es lo que vale la pena. Es un desafío que la ciudad debería tener para mejorar la gestión”, aseguró la licenciada en ciencias políticas.

En esa línea, Ocaña agregó: “La oficina lograría bajar los costos y eso hace a una mejor administración. No es un tema ético y ni moral, el tema de la corrupción es un problema económico”, sentenció.

A su turno, Montenegro resaltó sobre la idea: “Al margen de la investigación propia que pueda realizar la oficina, se generarían los mecanismos de transparencia con la información, por ejemplo, que cualquier vecino pueda ver todas las licitaciones realizadas. Es lo más sano, que la gente vea todo lo que uno hace. En la ciudad de Buenos Aires ya es algo natural, está todo en red. Nadie puede discutir qué se licitó, por cuánto y dónde”, aseguró.

Por último, el exfuncionario de Macri, advirtió: “No es un costo crear algo así, es una inversión. No vamos a crear una oficina con 400 empleados nuevos. Con lo que hay se puede hacer perfectamente, poniendo sistemas y misiones claras, no duplicando esfuerzos de la gente. Esto tiene que ver más con un cambio de paradigma del Estado. Las condiciones para hacerlo siempre están, aunque siempre te van a decir que no se puede hacer esto ni se puede cambiar lo otro. Sacando el ejemplo de Caba, por ejemplo en Rosario también se hizo y se modificaron un montón de cuestiones y no es del color político nuestro. Esto tiene que ver con decisiones políticas que tomaron determinados gobiernos pensando en los ciudadanos”, concluyó.