Inflación

10 de Agosto de 2019 18:58

Un informe de la Defensoría indica que la canasta básica alimentaria subió más del 60% en el último año

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Los productos pertenecientes a los rubros congelados, conservas y panadería fueron los que más subieron en la comparación internanual entre julio de 2018 y julio de este año. En tanto, en los siete meses que van de 2019, el aumento fue del 28,39%.

Tal cual ocurre todos los meses, la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires realiza un informe sobre el costo de los productos que componen la canasta básica alimentaria de los argentinos. Concluído el mes de julio, el organismo realizó además una comparación internanual y los resultados muestran cifras preocupantes.

En diálogo con el programa Mar del Plata PM de 0223 Radio FM 102.1, el delegado de la Defensoría en General Pueyrredon, Rubén Cuevas, precisó que el informe se realiza en los lugares en donde la entidad tiene sus delegaciones, que son 35 en todo el territorio bonaerense. "Se efectúa sobre 135 comercios y sobre 90 productos integrantes de la canasta básica alimentaria", especificó.

"Se hace la primera semana de cada mes y se eleva al área de asuntos económicos de la Defensoria. En este caso se hizo una comparativa a julio de 2018 y el resultado arrojó un aumento promedio superior al 60%. Y en lo que va del año superior al 28%" detalló Cuevas.

El podio de las mayores subas en un año estuvo conformado por el rubro “Congelados”, con un 84,24%, seguido por “Conservas”, con un incremento del 83,39%, y “Panadería”, con un 79,83%. Más atrás aparecen los rubros “Frescos” (69,92%) y “Almacén” (61,38%).

En esa línea, el funcionario precisó: "Esto marca como en cada uno de los relevamientos que se hacen, los alimentos aumentan en porcentajes superiores a la inflación y afectan, principalmente, a los sectores de más bajos recursos, que son los que pueden acceder únicamente a ese tipo de bienes y servicios", destacó Cuevas.

Consultado por el panorama social, el referente local de la Defensoría explicó: "Todos los relevamientos de los últimos tres años han arrojado que los alimentos, los combustibles y los servicios públicos han aumentado más que la inflación. Esto produce un aumento en la indigencia y un aumento de la cantidad de hogares que caen en la línea de la pobreza. Son indicadores que alarman y hacen pensar en una declaración de emergencia alimentaria", estimó Cuevas.

En ese sentido, y a modo de recordatorio, concluyó: "Hay una ley nacional que garantiza a niños, embarazadas y adulto mayores una alimentación adecuada, es decir, que cubra sus valores nutricionales. Esto hoy en muchas casas no está cubierto y sube la cantidad de chicos en los comedores barriales. Es un claro deterioro en la calidad de vida de la población".

Tu navegador no soporta los elementos de audio.