RADIO
EN VIVO
imagen

Devaluación

22 de Agosto de 2019 08:12

Ante la devaluación, los proveedores de comedores escolares advierten que transitan días "terminales"

En el sector exigen un aumento del 30 por ciento en las partidas de dinero que destina el Gobierno para cumplir con los menúes. Hoy, sólo cuentan con 27,20 pesos por chico.

Veintisiete pesos con veinte centavos. Ésa es la partida de dinero (por cada chico) con la que se tienen que conformar los proveedores del Servicio Alimentario Escolar Bonaerense (Prosaer) para cumplir en las escuelas con los menúes que diagramó el Gobierno de María Eugenia Vidal. Y si ya se acusaban serias complicaciones en los últimos meses, la devaluación de la semana pasada no hizo más que profundizar el delicado contexto que afronta el sector, que se reconoce en una etapa de "crisis muy importante".

Marcelo Luzzi, el titular del Prosaer, lamentó que la gobernadora María Eugenia Vidal haya postergado para septiembre el anuncio sobre el paquete de medidas económicas que impulsará tras la disparada del dólar y aseguró que insisten con el pedido de una reunión para abordar la problemática.

"Queremos que nos reciba gente del Ministerio de Desarrollo Social para hacerles el planteo por el tema de los costos. Ya habíamos pedido una reestructuración antes pero después de las Paso se dispararon todos los precios", expresó, en declaraciones a 0223.

Luzzi reconoció un panorama "angustiante" por las importantes dificultades que se presentan para garantizar el plato de comida a los chicos en las escuelas con todos los alimentos que corresponden. "Fuimos muy prudentes para que no se politizara nada pero ya le hicimos llegar a la gobernadora el estado de situación que estamos atravesando y que es insostenible. Esperamos una pronta respuesta", remarcó.

"Por supuesto que vamos a terminar agosto en las mismas condiciones pero esperamos que esta semana que viene ya se tome alguna determinación y que de ahí para adelante nos podamos juntar a nivel provincial juntarnos para ver cómo sigue todo esto", planteó.

Las comparaciones que hizo el titular del Prosaer grafican la crisis en las que hace hincapié: desde el 1 de octubre a la fecha, la administración de Vidal les otorgó un aumento a los proveedores del 39 por ciento cuando las subas en los principales alimentos rondan "por encima del 80 por ciento".

"No podemos pedir un 60 por ciento de diferencia pero tampoco podemos estar pensando en un incremento del 10 por ciento. Para reestructurar lo que son las partidas de los comedores del SAE tendríamos que hablar de un 30 por ciento por lo menos", aclaró.

Luzzi aseguró que en Mar del Plata todavía se da cumplimiento a los estándares que se exigen en los menúes que entregan las escuelas pero dijo que en otros distritos del conurbano, como La Matanza, se tuvo que recurrir a la implementación de menúes de "emergencia".

Hoy "tratamos de gastar todo lo que tenemos en depósito porque la verdad que está muy complicado para salir a comprar determinada mercadería. Realmente, los días que pasan son terminales para nosotros", concluyó.