RADIO
EN VIVO
imagen

Más allá de la ciudad

12 de Septiembre de 2019 19:15

Actrices Argentinas reveló una nueva denuncia por acoso sexual y maltrato

Está dirigida contra Diego Pimentel, un ex directivo del Centro Cultural San Martín. La víctima que impulsa la presentación es Anahí de la Fuente.

El colectivo Actrices Argentinas brindó este jueves su respaldo a la denuncia penal por acoso sexual y maltrato que impulsó Anahí De la Fuente contra Diego Pimentel, un ex directivo del Centro Cultural San Martín.

"Esto pretende visibilizar una realidad extendida en todos los ámbitos académicos y laborales: la violencia de género y el acoso sistemático ejercido desde el abuso del poder", expresaron, en una conferencia de prensa.

Si bien no se brindaron detalles sobre el acoso sufrido, la joven maquilladora dijo que perdió el trabajo como consecuencia del accionar del directivo y dijo que "ninguna institución" le brindó una respuesta que le permita recuperar su fuente de ingreso. "Yo sé que renunció pero lo que quiero es recuperar mi trabajo", apuntó.

"Si bien me quitaron mi sustento económico y mi autoestima, quiero hacer mi aporte para que esto no pase más y se haga Justicia", aseveró al respecto De la Fuente, quien también aseguró que hay "más víctimas" del accionar de esta persona.

En la conferencia, las integrantes del colectivo brindaron su acompañamiento a "todas las personas que sufren violencia de género en los trabajos y las universidades y que no pueden alzar su voz". "Quienes ejercen esta violencia no pueden ocupar cargos jerárquicos en lugares de la cultura y el Estado", señalaron.

"En un país donde el trabajo es cada vez más inaccesible y precarizado, no podemos no oír las voces de quienes deben soportar el acoso sexual y la vulneración de sus derechos fundamentales día tras día", apuntaron.

Desde la organización, que cuenta como referentes a actrices como Jazmín Stuart, Laura Azcurra y Cecilia Roth, apuntaron críticas contra el sistema judicial por ser "indiferente" y colocar a las víctimas en el "banquillo de los acusados". "Muchos casos son archivados y desestimados y cuando se llevan a juicio, tardan meses o años mientras las víctimas siguen sufriendo las secuelas", indicaron.

Después de esta denuncia, que es la segunda después de la presentación de alto impacto que había hecho el año pasado Thelma Fardín contra Juan Darthés, exigieron que las personas que ocupen cargos de poder en el Estado "estén formadas con perspectiva de género". "Para esto es fundamental la aplicación y adhesión de la Ley Micaela", consideraron.

"Este criterio se extiende a cualquier ámbito publico y privado. Esto sucede en cualquier espacio de trabajo. El sistema debe reinventarse de raíz para garantizar un clima laboral justo y saludable; el trabajo debe dignificar y no humillar. Hay que aplicar un protocolo de genero en cada ámbito privado", insistieron.