RADIO
EN VIVO
imagen

Seguridad

7 de Septiembre de 2019 08:14

Artesanos en alerta por el incremento de personas en situación de calle

El delegado de la Feria Central de los Artesanos, aseguró que "la diagonal se ha vuelto un lugar violento" debido a que, en el último tiempo hubo un incremento de personas en situación de calle que duermen en la plaza o se juntan en el espacio público.

Los artesanos de la Diagonal Pueyrredón se mostraron preocupados por el incremento que registró el tradicional paseo de personas en situación de calle, generando según explicaron una "situacion de constante tensión" entre quienes trabajan allí y quienes pernoctan en el lugar

En diálogo con 0223, Alejandro Crossa delegado de la Feria Central de los Artesanos, aseguró que "la diagonal se ha vuelto un lugar violento" debido a que, en el último tiempo hubo un incremento de personas en situación de calle que duermen en la plaza o se juntan en el espacio público.

"La feria es la única fuente de ingresos de muchos de nosotros y vemos que ninguno de los pedidos que hemos realizado insistentemente, se han llevado a cabo, convirtiendo a la Diagonal de los Artesanos en tierra de nadie", sentenció el feriante.

Según Crossa, de un tiempo a esta parte hay una presencia constante de "dealers" a cualquier hora del día, "reducidores" de mercadería robada que la ofrecen a feriantes y clientes, menores y adultos en absoluto estado de abandono y desprotección y ausencia total de personal policial.

"No quiero decir que es una zona liberada", dice el feriante que, como último recurso habló con los integrantes de "La noche de la caridad" que a diario concurre a la plaza a llevarle un plato de comida caliente a las personas en estado de vulnerabilidad, para pedirle que se trasladen a otro punto céntrico a realizar esta tarea ya que, desde que ellos concurren al lugar la problemática ha aumentado"pero se pasan la pelota", dijo.

Producto de esta denuncia, la tensión fue en aumento al punto de llegar a encontrarse los feriantes con puestos rotos, tablas quemadas, cables cortados, basura y materia fecal abajo de los puestos.

Según explicó, además el estado de la plaza es "deplorable", en el lugar hay farolas oxidadas que se pueden caer en cualquier momento, abandono total por parte de los responsables de Espacios Públicos, árboles muertos y caídos, mobiliario de la plazoleta que fue retirado y nunca repuesto, tachos de basura que nadie vuelca ni recoge si no lo hacemos nosotros, arbolado sin podar, luces de alumbrado público que fueron desconectadas convirtiendo el sector en una "boca de lobo", concluyó.