Judiciales

18 de Octubre de 2020 19:02

Condenan a joven que entró a robar a un Centro de Desarrollo Infantil

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La pena se resolvió tras un acuerdo de juicio abreviado.

La pena es de ejecución condicional. La pena impuesta a Nicolás Lombardo también es por un robo que cometió bajo la modalidad “piraña”.

Un joven de 21 años que cometió un robo bajo la modalidad “piraña” junto a un menor de edad y meses después entró a robar con otro cómplice en un Centro de Desarrollo Infantil fue condenado a cinco años de prisión de ejecución condicional tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4. Por el plazo de dos años Nicolás Lombardo deberá cumplir una serie de reglas de conducta para el mantenimiento de la pena en suspenso.

El primero de los hechos juzgados ocurrió la noche del 30 de diciembre de 2018 cuando junto a un adolescente de 15 años interceptaron a un chico en la esquina de Matheu y Salta, lo intimidaron y le robar un celular iPhone. Minutos más tarde ambos fueron interceptados en la avenida Jacinto Peralta Ramos entre Ortiz de Zárate y Hernandarias.

Ocho meses más tarde Lombardo fue nuevamente aprehendido cuando junto a otros tres sujetos forzaron la malla metálica de una de las ventanas y una puerta del Centro De Desarrollo Infantil ubicado en inmediaciones de las calles Calabria y Camusso para robar un televisor de 32 pulgadas. Nuevamente fue detenido en situación de Flagrancia junto a uno de sus cómplices mientras que los otros dos lograron escapar

Sin dudas en cuanto a la participación del joven en ambos hechos, el Juez Gustavo Fissore descartó cuestiones eximentes de la responsabilidad penal, atenuantes y consideró agravantes la reiteración delictiva, el carácter de la institución damnificada en segundo hecho y que el mismo fue perpetrado mientras cumplía con la suspensión de juicio a prueba.

El magistrado condenó a Nicolás Martin Lombardo como coautor de los delitos robo agravado por la intervención de un menor de edad en grado de tentativa y robo, en concurso real entre sí, a la pena de cinco meses de prisión, con más las costas del proceso penal.

A fin de evitar los efectos nocivos de las penas privativas de la libertad de corta duración, y atendiendo a la corta edad del imputado, entiendo razonable la pena de ejecución condicional pactada por las partes, siempre y cuando el imputado cumpla por el plazo de dos años varias reglas de conducta.

Lombardo deberá  fijar domicilio y someterse al cuidado del Patronato de Liberados, realizar un abordaje terapéutico respecto del consumo problemático de alcohol y/o drogas, previo diagnóstico que deberá llevarse a cabo por medio de una institución pública y mantener el trabajo en el comercio familiar.

Compartir
Compartí esta nota