Fase 3

21 de Octubre de 2020 08:06

Aguardan definiciones de Nación y Provincia para poner en marcha el plan de reactivación

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde el Municipio reconocieron que hubo declaraciones "antagónicas" entre las autoridades nacionales y provinciales y esperan mayores precisiones para habilitar el trabajo de nuevos sectores en Mar del Plata.

Con algo de incertidumbre, el Gobierno de Guillermo Montenegro aguarda por estas horas definiciones de la Nación y la Provincia para ver si se puede poner en marcha el "plan de reactivación" que se elevó a fines de la semana pasada para habilita el trabajo de nuevos sectores en Mar del Plata que hasta ahora estaban prohibidos en la fase 3 de cuarentena.

La propuesta que se elaboró en la Comisión Especial de Reactivación Económica y que el intendente elevó el viernes parecía tener, en un principio, la luz verde de la administración nacional pero finalmente hubo una rectificación por parte de la gestión de Axel Kicillof que dejó en standby la eventual apertura de nuevos rubros.

"Primero recibimos la noticia de Nación de que muchas de las actividades que pedíamos ya estaban aprobadas pero después desde la Provincia nos comunicaron que al final no era así", dijo el coordinador del gabinete de Montenegro, Alejandro Rabinovich, ante la consulta de 0223.

En esencia, el "plan de reactivación" que consensuaron concejales y funcionarios del Ejecutivo plantea un programa de apertura por tres etapas, con el foco puesto en permitir todo tipo de actividad al aire libre en la ciudad.

"Nosotros estamos esperando para ver cómo sigue esto. Hubo declaraciones antagónicas entre la Nación y la Provincia entre sí así que aguardamos por alguna respuesta para ver si se puede llevar adelante", explicó Rabinovich.

De aprobarse la iniciativa tal cual se confeccionó en la Comisión de Reactivación, la primera etapa ya se podría poner en marcha: aquí se autoriza el funcionamiento completo de la obra privada, el ingreso de clientes a comercios no esenciales al 50% de su capacidad y el funcionamiento de la gastronomía al aire libre.

A los restaurantes y cafés, a su vez, los autoriza a trabajar con una distancia de 4,5 metros entre mesas. Esta etapa también habilita los centros comerciales (sin patios de comida, baños y cines), la hotelería y todo tipo de actividades comerciales al aire libre.

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota