Historias de acá

31 de Octubre de 2020 11:14

El año en el que James Bond pisó Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El agente 007 saludando al expresidente Carlos Ménem. Foto: @BondEnArgentina

En 1990, el actor Sean Connery jugó al golf en la ciudad cuando vino al país para filmar la segunda parte de la saga “Highlander″.

Sean Connery, el mejor James Bond de la historia, pisó Mar del Plata alguna vez. Fue a mediados de 1990, cuando el actor visitó el país para participar del rodaje de la película “Highlander 2" que en su versión traducida al español se conoció como "Los inmortales".

Argentina se conmovió el sábado 5 de mayo de 1990 por una noticia que ya era un hecho: Sir Sean Connery, el mítico agente 007, había aterrizado en Ezeiza en un vuelo de Pan Am. El artista escocés tuvo un arribo accidentado porque el aeropuerto estaba cerrado por la niebla así que perdió tres horas de vuelo que luego compensó con otro tipo de placeres.

Durante las dos semanas en las que pisó suelo argentino, Sean Connery se entrevistó con el expresidente Carlos Ménem y mudó a Mar del Plata la pasión por el golf que tanto cultivó en Marbella. Jugó tres veces en la ciudad y hasta se dio el lujo de tener un mano a mano triunfante frente a Roberto De Vicenzo, el argentino que ganó 230 abiertos de golf y que también se consagró como campeón mundial por equipos con Argentina en Montreal en 1953.

El presupuesto de la película que dirigió Russell Mulcahy fue de 31 millones de dólares, de los cuales tres fueron para la leyenda que supo patentar para siempre la imagen cinematográfica de 007. El rodaje, sin embargo, sufrió numerosas interrupciones como consecuencia de la hiperinflación que castigaba a la economía nacional.

En el film, Connery encarna a Juan Sánchez Villalobos Ramírez, el personaje que se encarga de adiestrar en su condición de inmortal a Connor MacLeod (interpretrado por Christopher Lambert). “Highlander 2″ no significó un gran paso en la carrera del célebre actor que falleció este sábado a los 90 años: tuvo una pésima recepción por parte de la crítica y el público en general.

Foto Clarín: Christopher Lambert y Sean Connery (Los inmortales 2)

Sean Thomas Connery nació en Edimburgo, Escocia, en 1930. Su familia era pobre y estudió en la escuela de Daroch, aunque los libros no le atraían tanto como el fútbol y el boxeo. A los 15 años se enroló en la Marina Real, pero tres años después tuvo que salir por problemas de salud.

En 1962 Connery se convirtió en una superestrella, al encarnar al héroe creado por Ian Flemming, el agente secreto James Bond 007 contra el Doctor No. La saga del agente 007 continuó con Desde Rusia con Amor (1963), James Bond contra Goldfinger (1964), Operación Trueno (1965), Sólo se Vive Dos Veces (1967), Diamantes para la Eternidad (1971) y Nunca Digas Nunca Jamás (1983).

Su popularidad se disparó aún más con su aparición estelar como el padre de Indiana Jones en la cinta Indiana Jones y la Última Cruzada (1989). Un año después logró un trabajo excelente en La Caza del Octubre Rojo (1990) y La Casa Rusia (1990).

El escocés fue ganador de un Oscar al mejor actor de reparto por su papel en Los intocables de Eliot Ness, y también ganó dos Bafta y tres Globos de Oro. La crítica cinematográfica lo ha calificado en varias oportunidades como el mejor actor que ha interpretado al agente 007 en la franquicia. En el año 2000 fue nombrado caballero por la reina Isabel II en el Palacio de Holyrood, en Escocia. En agosto de este año, celebró sus últimos 90 años.

Compartir
Compartí esta nota