Mar del plata

3 de Diciembre de 2020 08:01

La carne subió un 30% en noviembre y anticipan un nuevo aumento para las fiestas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La carne sufrió un incremento de alrededor del 50% en lo que va del 2020. (Foto:0223)

Referentes del sector explicaron los motivos de los incrementos. En un año los cortes de carne subieron un 50% y se vienen nuevas subas.

Cuando los días comienzan a ser más tentadores para poner un pedazo de carne a las brasas, el preciado insumo aumenta: en los últimos 15 días todos los cortes subieron entre un 15 a un 30% y se espera una nueva suba para fin de año.

“El aumento fue muy duro y es un golpe terrible que perjudica a todos, nadie se beneficia. La suba no la determina el minorista ni el mayorista. Si una carnicería antes vendía 10, ahora son 5”, lamentó en diálogo con 0223, Gustavo Blois, propietario de la cadena de carnicerías El Mudo.

Según estimó el empresario, en lo que va del 2020, los cortes de carne sufrieron una suba de entre un 40 y 50% y en los últimos 15 días hubo un incremento que oscila entre el 15% y 30%, lo que hace que la gente cada vez compre menos.

En ese marco, señaló que la caída del consumo de la carne “viene desde hace varios años” y que ante cada aumento, “se produce otra retracción lógica”, que por otra parte “no es culpa de ningún gobierno ni del mercado”.

“Está el precio del maíz, el precio de reposición de la invernada, por cuestiones climáticas, estacionales, combustibles y otras cuestiones más que influyen al productor y de ahí sucesivamente. No hay un solo factor en este caso”, analizó Blois.

En relación a la posibilidad que el gobierno de Alberto Fernández, instrumente precios de referencia en algunos cortes de carne populares, el empresario cárnico recordó que “hace unos 6 años se hizo un programa de Precios Cuidados pero no funcionó porque el beneficio que le daban a un frigorífico, la carne no era de buena calidad y terminó no llegando al mercado minorista”, evaluó.

A pocas semanas de las fiestas, el panorama tampoco es bueno, porque vienen nuevos aumentos: “El asado ahora se consigue entre $500 y $600 pero no es el techo porque la hacienda sigue subiendo y más siendo un corte estacional, como el peceto, el matambre o el cuadril, que suelen sufrir un incremento para estas fechas. Dicen que la media res que hace un mes costaba $200, ahora sale $270 el kilo y se va en estas semanas a $300", estimó.

Y agregó otro dato preocupante: "Sin pandemia, en estas fechas es histórico que en los grandes centros urbanos como la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, baje el consumo en enero y parte de febrero porque la gente se va a veranear. Pero a fines de febrero siempre hay otro salto en los precios. Esto se da siempre, sin pandemia ni ningún movimiento del dólar y ninguno de nosotros se beneficia”, finalizó Blois.

Compartir
Compartí esta nota