Economía

7 de Abril de 2020 15:54

El plazo fijo es el principal mecanismo de ahorro ante el Coronavirus

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

En estos momentos los efectos del coronavirus y las medidas preventivas dispuestas a nivel mundial y nacional han generado una situación de incertidumbre en muchos aspectos de la vida, paralizando la mayoría de las actividades. Frente a este panorama resulta importante para muchas personas contar con herramientas que les permitan cuidar de sus economías y conocer cuál sería la más conveniente para proteger el capital con el que se cuenta.

 

Los efectos del Covid-19

Obviamente, no estamos frente a un panorama ideal. Sin perjuicio de los achaques económicos que ya venía arrastrando la economía argentina, la expansión del coronavirus (Covid-19) a lo largo y ancho del mundo, así como las medidas que debieron tomarse para combatirlo,  también comienzan a reflejar sus consecuencias negativas en diversos indicadores.

Como explica el informe elaborado por la consultora económica Invecq Consulting SA, la gran diferencia de este shock mundial con otras crisis se encuentra en su naturaleza: se trata de un shock de oferta, la parálisis económica se ha generado “...en el hecho de que un factor totalmente exógeno al sistema económico (un virus) ha desarticulado la forma de producir en el mundo moderno y ha paralizado el circuito económico”. Y Argentina no queda exenta de este golpe. Se estima que los efectos nocivos del Coronavirus y las medidas de aislamiento dispuestas implicarán una caída de la economía local del 6% anual, lo que sería la mayor desde el año 2002.

 

¿Cómo resguardar los ahorros frente a esta situación?

En este momento lo importante es sentirse seguro con la decisión que se tome y, como no es momento de arriesgarse, lo que se elija dependerá de cuan conservador sea la persona en sus mecanismos de ahorro e inversión. La principal consigna hoy, para resguardar el capital con que se cuenta, es no perder.

Ante las opciones disponibles, pareciera ser el plazo fijo la principal herramienta para cuidar de los ahorros frente a la inflación. ¿Con qué otras opciones cuenta el pequeño o mediano ahorrista argentino? Obviamente el tradicional guardar el dinero “bajo el colchón” hoy en día ofrece pocos beneficios frente a las desventajas como la inseguridad y su constante descapitalización. Por otro lado, para el argentino la compra de dólares siempre es una alternativa segura pero poco viable teniendo en cuenta las dificultades para su compra en virtud de las medidas de aislamiento, sumado a las restricciones cambiarias que impiden la compra superior a US$200 mensuales por persona.

 

Para el corto plazo, una opción aceptable para quien cuenta con pesos es acceder al plazo fijo. Está claro que esto implica inmovilizar dicho capital por un tiempo promedio de 90 días, mientras tanto su principal beneficio es depositarlo en el banco de una manera segura y obteniendo intereses compensatorios por ello, de eso se trata la ganancia por plazo fijo. Actualmente su rentabilidad aproximada es del 27% anual si bien puede variar según cada institución. Para ello la mayoría de los bancos ofrecen en sus sitios web herramientas para su cálculo,  como el caso del BBVA que cuenta con simulador de plazo fijo para prever sus condiciones.

Otro atractivo de este mecanismo es la posibilidad de constituirse totalmente on-line y de pre cancelarlo, es decir, retirar el dinero anticipadamente si fuera necesario.

Compartir
Compartí esta nota