Judiciales

8 de Abril de 2020 18:29

Una familia no puede enterrar a su hijo muerto por un error en el certificado de defunción

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Nicolas Panetta murió al clavarse un fierro de un chasis abandonado en la calle.

La madre del joven que se clavó un fierro de un chasis estacionado en el puerto reclama que lo emitan correctamente. Nicolás Panetta murió la noche del 22 de marzo.

Laura Lucía López se enteró el lunes 23 de marzo que su hijo Nicolás estaba muerto tras sufrir un accidente en el puerto. Dos días más tarde pudo reconocer el cuerpo luego de la realización de la autopsia que hizo la Asesoría Pericial y si bien la fiscalía dispuso su entrega, aún no pudo darle sepultura porque escribieron mal el nombre de Nicolás Panetta en el certificado de defunción.

El hombre de 37 años murió atravesado por el fierro de un chasis estacionado en inmediaciones de las calles Figueroa Alcorta y Magallanes cuando –de acuerdo a lo certificado en la causa penal- escapó de personal policial que llegó al lugar tras un llamado al 911. El primer reporte indicó que Panetta se resbaló en la huída, cayó contra los restos del rodado y murió en el lugar.

Para su mamá lo que sucedió es distinto y planea iniciar acciones legalres una vez que pueda darle sepultura a los restos. “El cuerpo está en la cochería desde que me lo entregaron, pero vimos que en el certificado el apellido figura con una sola T y no vamos a enterrarlo con otro nombre o con un certificado en blanco como nos quisieron dar”, le dijo a 0223.

“El lunes a la mañana me dijeron que Nico había muerto en un accidente de moto, fui a la morgue y me dijeron que no podía verlo porque había que hacerle la autopsia e incluso cuando me iban a entregar el cuerpo dos días después querían que lo recibiera sin poder mirarlo”, recordó.

Una vez que pudo reconocer el cuerpo lo trasladó a una cochería, pero al momento de terminar los trámites para la inhumación descubrieron que el apellido estaba mal escrito en el certificado. Las fuentes judiciales consultadas dijeron que el cuerpo fue liberado en la causa en trámite en la fiscalía 5 y que el trámite para rectificarlo debe realizarse en el Registro de las Personas.

“El problema es que Nicolás no tenía el documento porque se lo habían retenido a fines de febrero en la comisaría primera y el 9 de marzo comenzó el trámite que quedó parado por la cuarentena. Más allá de eso no entiendo porque lo pusieron mal si lograron identificarlo con las huellas dactilares y ahí estaba cargado su nombre correctamente”, explicó.

La realización de los trámites para poder darle inhumación estuvo a cargo del personal de la cochería que le ha pedido a la mujer que vea la posibilidad de dejar el cuerpo en un depósito judicial. “Me dijeron que podía enterrarlo con ese certificado, pero no quiero porque el nombre está mal escrito y yo quiero después iniciar acciones legales porque lo que le pasó a mi hijo no es como lo cuentan”, denunció.

Laura está convencida de que esa noche no existió ningún llamado al 911 y que a su hijo lo empujaron contra el chasis estacionado. “Nicolás cae de costado cuando intenta girar y la chica a la que supuestamente fue a ver me dijo que ella no había denunciado nada” y agregó que necesita tener más datos de lo que pasó.

Panetta había regresado de la provincia de Córdoba tras realizar un tratamiento por adicciones y a fines de febrero fue aprehendido por personal policial en el centro de la ciudad. “Sus pertenencias, incluído el DNI, quedaron en la comisaría primera y aunque fui a buscarlas varias veces no me las devolvieron y dicen que se extraviaron”, agregaron.

La mujer pidió ayuda para poder corregir los datos del certificado de defunción y enterrar los restos de Nicolás. “Cuando eso pase iniciaremos las acciones necesarias para esclarecer lo que pasó”, concluyó.

Compartir
Compartí esta nota