Cuarentena

6 de Mayo de 2020 10:29

Afirman que la mitad de los comedores y merenderos cocinan a leña

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Muchos comedores se arreglan con lo que tienen para dar respuestas.

Lo plantearon desde los comités barriales de emergencia, debido a que el municipio suspendió la entrega de garrafas. Aseguraron que la demanda alimentaria en los barrios se multiplicó y no dan abasto.

La crisis social desatada por la parálisis económica hizo que la demanda alimentaria en Mar del Plata creciera de manera exponencial”, según plantearon desde los comités barriales de emergencia que se conformaron entre distintos organismos para trabajar en conjunto en esta situación.

Los comités están conformados por representantes de organizaciones sociales y políticas, las universidades de Mar del Plata, representante de la iglesia católica e iglesias evangélicas, entre otras instituciones.

En ese contexto, las necesidades de los comedores y merenderos también crecen porque no dan abasto para responder a toda la demanda que reciben. Y otra problemática que deben afrontar es la falta de gas: la mitad de ellos tiene que preparar la comida a leña.

Según plantearon desde los comités a 0223, son cerca de 150 los lugares que enfrentan esta problemática, porque están instalados en zonas donde no hay gas natural y porque se encuentra suspendida la entrega de garrafas para este tipo de instituciones.

“Está suspendido el sistema de garrafas que el municipio entregaba desde noviembre”, planteó Facundo Barrionuevo, integrante de los comités, quien anticipó que mantendrán una reunión con la secretaria de Desarrollo Social, Verónica Hourquebié, quien acercaría una solución a esta situación. También pedirán detalles de la entrega de la garrafa social.

En diálogo con 0223 Radio, Barrionuevo explicó que los comités establecieron cuatro ejes de alerta para abordar:

  • Alimentario
  • Violencia de género
  • Violencia institucional
  • Control de precios

Sin embargo, aclaró que el primer tema que surge en cualquiera de los 31 comités que funcionan distribuidos por toda la ciudad es la asistencia alimentaria. “Los comedores y merenderos se ven desbordados”, planteó, no solo por la demanda de los sectores más vulnerables que creció en los últimos tiempos, sino también de “sectores que no estaban acostumbrados a vincularse con un merendero y comedor para pedir comida”. “El crecimiento ha sido exponencial”, remarcó el dirigente.

En la misma línea, Barrionuevo sostuvo que hay una importante carencia de ollas y utensillos en los lugares que le permitan cocinar. “Cada vez que vamos a uno vemos que las compañeras cocinan con lo que se puede”, contó.

Más allá de todas las necesidades, el integrante de los comités destacó que en poco tiempo lograron generar una buena relación con muchos funcionarios municipales. “Desde el primer momento mantuvimos un diálogo con los distintos niveles jurisdiccionales, especialmente con el nivel más cercano de soluciones que es el municipal”, dijo.

Tu navegador no soporta los elementos de audio.
Compartir
Compartí esta nota