Violencia de género

1 de Junio de 2020 09:50

En lo que va del 2020, en el país hubo un femicidio cada 29 horas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Según datos de Mumala, durante la cuarentena se registraron 71 muertes violentas de mujeres en el país. Foto: archivo 0223

Desde enero hasta el 30 de mayo se registraron 140 muertes violentas de mujeres, de las cuales, 124 fueron femicidios. En consecuencia, 151 chicos se quedaron sin madre.

Este miércoles se cumplen 5 años del grito por #NiUnaMenos de la sociedad argentina para exigir al Estado respuestas ante los femicidios, reclamo que estalló a partir del asesinato de Chiara Páez  y cuya consigna se convirtió en bandera de las organizaciones de mujeres y disidencias. Desde ese 3 de junio de 2015 a la fecha, el Observatorio Nacional Mumalá registró un total de 1440 femicidios (directos, vinculados, travesticidios). “Los femicidios son los únicos delitos que no descendieron en el periodo de cuarentena. Es por ello que estamos exigiendo la urgente declaración nacional de #EmergenciaNiUnaMenos, con medidas concretas y presupuesto sensible a las políticas de género”, reclamaron desde el sector.

Desde el 1º de enero al 30 de mayo de este año, un informe del mismo colectivo da cuenta de que se registraron 140 muertes violentas de mujeres, de las cuales 124 fueron femicidios -2 de ellos travesticidios-, es decir,  hubo un femicidio cada 29 horas.

Además, se produjeron 112 intentos de femicidios en todo el país y en el contexto de la pandemia de coronavirus se perpetraron 61 femicidios, lo que dejó a 151 niños, niñas y adolescentes sin madre.

Tucumán es la provincia con más femicidios del país de acuerdo a las tasas provinciales, mientras que Salta es la provincia con más intentos de femicidios.

El 20% de mujeres víctimas de femicidio había denunciado a su agresor previamente y el 10% tenía alguna medida de protección. Apenas el 1% tenía un botón antipánico.

El 68% de los femicidios se produjeron en la vivienda de la víctima o en el domicilio que compartía con el agresor.

En tanto, durante la cuarentena por la pandemia de Covid-19 (desde el 12 de marzo a la fecha) hubo 71 muertes violentas de mujeres -de las cuales 61 fueron femicidios-; 57 intentos de femicidios y 2 intentos de travesticidios.

De los 61 femicidios, 54 fueron femicidios directos, 3 femicidios son vinculados de niña/mujer y 4 son vinculados de niño/varón. 

 

Ollas populares en reclamo de #EmergenciaNiUnaMenos

A pocos días del quinto aniversario de la exigencia al Estado por  #NiUnaMenos víctima de violencia machista, las Mujeres de la Matria Latinoamericana y Libres y Diverses realizarán una jornada nacional  con ollas populares y tareas de difusión hacia la prevención de violencia de género en todo el país.

Será en reclamo por la puesta en marcha de políticas públicas de urgencia porque estamos en  #EmergenciaNiUnaMenos y para exigir una respuesta por parte del gobierno a la inclusión en el Programa Potenciar Trabajo.

“Hemos solicitado una entrevista al Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Tuvimos una reunión a principios de abril con funcionarias de ese organismo que se comprometieron en incluir a víctimas de violencia de género en el Programa Potenciar Trabajo. Pocos días después presentamos un listado con más de 500 casos que acompañamos desde nuestra militancia en los territorios de todo el país. Ya pasó más de un mes y seguimos sin respuesta”, señaló Silvia Ferreyra, coordinadora nacional de MuMaLa.

En ese sentido, reparó en que con el aislamiento preventivo por el coronavirus se agravaron las situaciones de violencia de género en muchísimos hogares, y la crisis económica dificulta la posibilidad de dar un paso adelante, sobre todo cuando hay hijes o se depende económicamente del agresor.

“Necesitamos una respuesta urgente por parte del Ministerio. Los recursos solicitados constituyen un aporte al fortalecimiento de las personas en situación de violencia, a iniciar un camino hacia la  autonomía económica y de sostenimiento de sus hogares que se encuentran en situación de pobreza e indigencia”, enfatizó Ferreyra.

 

Compartir
Compartí esta nota