Necochea

13 de Junio de 2020 08:10

En Quequén eludían tanto los controles, que debieron cerrar los caminos con terraplenes

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Las máquinas dispuestas por la municipalidad en la zona de la ruta 227 y el puente Taraborelli.

El municipio, que primero había cambiado la posición de los controles, ahora debió zanjear y colocar terraplenes en terrenos linderos a la avenida Circunvalación, que eran utilizados por los vehículos para acceder a la ciudad sin ningún tipo de inspección.

Esta semana la municipalidad de Necochea debió tomar nuevas medidas en torno a los controles de acceso al distrito por la zona de la localidad de Quequén, donde el mes pasado hubo cambios en la posición de los operativos a fin de evitar el paso sin inspección que realizaban múltiples personas.

Luego de la intervención de distintas áreas de la Secretaría de Gobierno comunal, con maquinaria del área de Planeamiento y Obras Públicas, operarios estuvieron trabajando en terrenos linderos a la Avenida Circunvalación, entre la Ruta Provincial Nº 227 y el Puente Taraborelli, en la localidad de Quequén, con el objetivo de anular algunos caminos vecinales que eran utilizados para evitar los controles de ingreso a la ciudad.

Observando las tareas que se realizaron en el lugar, de zanjeo y elevación de terraplenes, Jorge Martínez, titular de la primera de las dependencias, afirmó: “A raíz de denuncias, y algunas inspecciones que estamos realizando en la ruta, hemos visto que se han formado caminos a los efectos de evitar los controles que tenemos en los accesos, por lo que estamos zanjeando a los efectos de impedir el ingreso de personas -por esos lugares- y mayores problemas”, especificó.

“Hemos secuestrado un par de vehículos que vimos ingresar por campos”, confirmó el funcionario; dando cuenta de que “los controles se dificultan, pero es un trabajo que tenemos que hacer porque tenemos el compromiso de cuidar al vecino”.

Compartir
Compartí esta nota