Cuarentena

3 de Junio de 2020 14:07

Por la pandemia, advierten que se redujeron las consultas por casos "leves" de ACV en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde el Hospital Privado de la Comunidad (HPC) remarcan a los pacientes que la atención médica se mantiene disponible durante la cuarentena "para cualquier patología que requiera urgencia".  

Dentro de tantas consecuencias, la pandemia del coronavirus generó un fenómeno curioso a nivel internacional el ámbito de la medicina: pese a que estos meses suelen ser los de mayor demanda por un crecimiento estacional en el número de eventos, se observó una sensible baja en las consultas por Accidentes Cerebrovasculares (ACV) y por infarto agudo de miocardio.

La situación se constató tanto en Estados Unidos como en España e Italia, todos países que registraron picos de infecciones por Covid-19 muy elevados, y también se vio reflejada en los centros sanatoriales del Gran Buenos Aires más allá de que la atención se mantiene disponible durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio para cualquier patología que requiera alguna intervención de urgencia.

Si bien en Mar del Plata no se advirtió una tendencia similar, el neurólogo Pablo Ioli no descartó que pueda ocurrir a futuro en la ciudad si se agrava la situación epidemiológica y atribuyó este nuevo escenario al temor que tienen muchos pacientes de acercarse un hospital por el presunto riesgo de contraer el virus.

"Todavía no estamos viendo algo así pero sí empezamos a ver que se están haciendo menos consultas por ACV leves, es decir, por aquellos que tienen un impacto menor o que son episodios transitorios. Los que sí vienen son los casos más graves y que no tienen forma de esperar en el domicilio", planteó el profesional del Hospital Privado de la Comunidad (HPC).

En este sentido, el médico precisó que los ataques sistémicos que se clasifican como "transitorios" son eventos cerebrovasculares que "duran minutos y después se recomponen completamente" pero advirtió que generan una "falsa percepción" en las personas de que no hay ningún riesgo. "Como el paciente no siente nada y piensa que ya pasó, se relaja pero debería ser todo lo contrario porque hay que evaluarlos siempre porque eso da cuenta de que puede ocurrir un evento más grave", fundamentó.

En declaraciones formuladas a 0223, el especialista remarcó que tanto el HPC como los distintos centros sanitarios "siguen abiertos y preparados para atender a los pacientes de la misma manera que antes". "La verdad es que no hay razón para que haya menos casos de ACV. La sospecha es que los pacientes consultan menos porque tratan de venir menos al hospital", ratificó al respecto.

Ioli remarcó que los primeros minutos que suceden a un accidente de estas características son claves porque "la evaluación inicial determina la conducta a seguir" en el tratamiento. "Si no se hace una consulta temprana se pierde la posibilidad de hacer algunos tratamientos que solamente están disponibles en las primeras horas posteriores a un ataque. En ese momento se puede ver si es un evento de bajo riesgo o si requiere internación", afirmó.

En promedio, se estima que hay unos 120 mil ACV por año en Argentina, de los cuales el 85 por ciento son ACV isquémicos, es decir, los que se producen porque se tapa una arteria en el cerebro. "Este tipo de ACV, en un porcentaje importante, es pasible de tratamiento dentro de las cuatro horas y media iniciados los síntomas. Por eso es importante la consulta rápida", insistió.

Además, el profesional del HPC reparó que en la comunidad marplatense hay una mayor prevalencia a poder tener un accidente cerebrovascular con respecto a la media nacional por el peso que tiene la población de adultos mayores que reside en la ciudad. "Se cree que el 2 por ciento de la población argentina tuvo un ACV pero ese porcentaje es mucho mayor en los adultos mayores porque llega al 4 por ciento", graficó.

 

 

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota