Crisis del coronavirus

30 de Julio de 2020 15:17

Después de tres semanas, en Palmar reconocen una "intención" de saldar la deuda con sus empleados

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El bloqueo en la ladrillera persiste pero desde el sindicato de los ceramistas confían en que habrá un acuerdo en el transcurso de los próximos días.

Ya pasaron tres semanas de conflicto y de diferentes negociaciones con Palmar pero el conflicto parece que se vaya a extender por mucho tiempo más: en la Federación Obrera Ceramista de la República Argentina (Focra) confían que en los próximos días se logrará un acuerdo después de reconocer una "intención" por parte de los responsables de la empresa de abonar la deuda que arrastran con sus trabajadores.

Alcides Paredes, el secretario general del sindicato, señaló que en el diálogo que se mantuvo en el último tiempo con el jefe de personal de la firma "no se pudo avanzar nada" pero reconoció comunicaciones positivas con el abogado de la ladrillera que se encuentra en el barrio Estación Chapadmalal.

"El abogado se comunicó con nosotros el viernes, reconoció lo que nosotros reclamábamos y esta tarde ya se estarían comunicando con nosotros de nuevo para ver en qué forma van a abonar la plata que le deben a los trabajadores", confirmó el dirigente, en declaraciones a 0223.

Paredes destacó una "intención" de los empresarios de Palmar de "resolver la deuda porque quieren abrir lo antes posible". "El tema es que antes de comenzar con cualquier actividad nosotros queremos firmar un acuerdo para que se establezca bien la forma de pago", aclaró.

"Por lo menos hoy se ve un escenario distinto porque la empresa tiene otra actitud, reconoce la duda, y muestra una intención de abonar, que es lo que no pasaba antes y fue lo que motivó las medidas de fuerza", explicó el sindicalista.

La ladrillera tenía sus puertas cerradas desde el 20 de marzo a raíz de la irrupción de la pandemia del coronavirus. Bajo ese escenario, los empresarios habían propuesto avanzar con reducciones salariales de hasta un 30 por ciento como "única condición para poder reabrir" y eso despertó un profundo malestar en la planta.

Según los cálculos de Paredes, la deuda que tiene Palmar con sus trabajadores asciende a unos 16 millones de pesos. "Hay deudas del año pasado, de septiembre a octubre, y a eso se suman todas las diferencias de estos meses de pandemia", señaló.

 

Compartir
Compartí esta nota