Cuarentena

31 de Julio de 2020 14:44

Kicillof: "No tenemos que esperar a que haya cadáveres por las calles para saber el riesgo que corremos"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El gobernador ratificó la continuidad de una "cuarentena intermitente" en la Provincia y pidió tener una "visión más humana" de la pandemia. “Si nos seguimos relajando, esto va a ir a una cuarentena mucho más dura”, advirtió. 

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ratificó la continuidad de una "cuarentena intermitente" y pidió tener una "visión más humana" de la pandemia del coronavirus al tener en cuenta el gran número de fallecidos y el desconocimiento de todas las secuelas que conlleva esta enfermedad.

"No tenemos que esperar a que haya cadáveres por las calles para saber el riesgo que corremos. Nos estamos anticipando a eso con conductas colectivas y sociales. Vamos a seguir con una cuarentena intermitente y con el mismo grado de apertura", sostuvo el mandatario bonaerense.

En el marco del anuncio que encabezó desde Olivos el presidente Alberto Fernández, Kicillof remarcó que con esta política "no solo se quiere evitar un desborde del sistema de salud sino que se contagie más gente". "Hoy no sabemos las secuelas que puede haber en pacientes leves. Y no es meter miedo: es informar y decir la verdad. No queremos crear miedo sino crear consciencia", aclaró.

El referente del Ejecutivo provincial pidió tener una "visión más humana" de la pandemia al reconocer un importante número de fallecidos como consecuencia de la enfermedad. “Si nos seguimos relajando, esto va a ir a una cuarentena mucho más dura”, advirtió, por otra parte.

Kicillof dijo que si no se hubiera ampliado el sistema de salud en estos meses de crisis la Provincia ya estaría "desbordada": "En diciembre, teníamos 833 camas en el sector público de Unidad de Terapia Intensiva en la Provincia y hoy tenemos 1979 camas, más del doble ¿Y saben cuántos internados tenemos? 1130 personas. Ya estaríamos desbordados pero lo evitamos por el enorme esfuerzo que hicimos".

El gobernador reconoció que el ánimo de "muchos flaquea" ante la extensión en el tiempo de la emergencia sanitaria pero insistió en ponderar "las miles de vidas que se salvaron" en el país y también pidió que no se "politice" la pandemia al resaltar el trabajo en conjunto con Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), y los distintos actores de la política.

Además, Kicillof llevó una advertencia hacia las grandes ciudades de la Provincia ya que aseguró que el coronavirus "se enseñorea donde hay más densidad poblacional". "Es inevitable, pasó en todas las grandes metrópolis, y por eso tenemos un tercer cordón del conurbano que hoy tiene un positivo cada 200 personas, un segundo cordón con un contagiado cada 130 y un primer cordón con 1 cada 100, y Caba con 1 cada 50", graficó.

Compartir
Compartí esta nota