Cordobés infectado

7 de Julio de 2020 14:24

Declaró el cordobés infectado: "No me iba a imaginar que tenía coronavirus"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El joven de 23 años aseguró que no tuvo contacto con la familia de su novia ni con terceros en su paso por la ciudad. 

El cordobés infectado con coronavirus finalmente declaró este martes ante la Justicia Federal y ratificó que en su paso por Mar del Plata solamente mantuvo contacto con su novia además de ir a hacer unas compras por la zona de Gascón al 1700.

Si bien el joven de 23 años no quiso responder las preguntas del juez Santiago Inchausti, esgrimió una defensa en la que reconoció sus errores como haber venido a la ciudad con la documentación de su amigo para poder ver a una chica.

"Él dijo que buscó a la chica por la casa y que estuvieron en el departamento de la calle Gascón, y que no sabía ni se podía imaginar que tenía coronavirus", adelantaron las fuentes judiciales consultadas por 0223.

Además, se pudo reconstruir que el imputado en la causa penal reconoció haber salido para hacer "unas pocas compras" por el barrio e ingresar en una ocasión a la casa de la novia pero remarcó que "no tuvo contacto con la familia de la chica ni con terceros".

Con respecto a su situación procesal, las mismas fuentes confiaron que, en base a lo dispuesto por el titular del Juzgado Federal Nº3, seguirá con un "garante conductual", previsto en el artículo 210 inciso B del Código Procesal Penal Federal, y que estará alojado en otro hotel habilitado por el Municipio "donde va a hospedarse a su costa".

En una primera instancia, la acusación contra el cordobés, que ya se recuperó de la enfermedad, se funda por la infracción al artículo 205 del Código Penal, al haber violado las normas nacionales y provinciales que impiden esta conducta.

Pero la imputación también incluye los delitos previstos en los artículos 296 en función del 293, 205, 202 o, alternativa y subsidiariamente el artículo 203 del Código Penal y el artículo 33 ley 17671, Entre ellos se encuentra la figura de "propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa", en la cusal se contempla la posiblidad de reclusión o prisión de tres a quince años.

En la causa ya declaró personal de la Secretaría de Salud que intervino en el caso y notificó al ahora imputado sobre el resultado del hisopado, y quien lo recibió en el retén de ruta 226; el personal que lo escoltó hasta el laboratorio el sábado; y personal del edificio donde había alquilado un departamento.

 

 

Compartir
Compartí esta nota