Cordobés infectado

4 de Julio de 2020 10:40

El lunes declarará ante la Justicia el cordobés infectado que vino a Mar del Plata para ver a la novia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El juez Santiago Inchausti lo citó para esa fecha, en el marco de la causa penal en la que está imputado. También le impuso un garante conductual.

El titular del juzgado Federal Nº3, Santiago Inchausti, finalmente decidió citar a indagatoria para este lunes al cordobés de 23 años infectado con coronavirus que violó la cuarentena para llegar a Mar del Plata y poder ver a la novia.

Fuentes judiciales le confirmaron a 0223 la citación que resolvió para las 11.30 el magistrado, y anticiparon que el amigo que le ayudó a falsear su documentación y que la persona que le alquiló el departamento harán lo propio el lunes 13 de julio.

En todos los casos, las declaraciones se harán a través de medios digitales, una de las plataformas que se comenzó a implementar durante la cuarentena para evitar el riesgo de contagio del Covid-19.

Las fuentes también confirmaron que el juez decidió imponerle un garante conductual al joven, que está prevista en el artículo 210 inciso B del Código Procesal Penal Federal, tal como había pedido la titular de la Fiscalía Federal Nº1, Laura Mazzaferri, que llevó adelante la primera etapa de la investigación.

"Cuando estaba en aislamiento la persona tenía custodia pero ahora que ya estaría en condiciones de recibir alta, el juez lo terminó disponiendo", explicaron, mientras el hombre permanece aislado en el hotel Facón del Mar.

En una primera instancia, la acusación contra el cordobés se funda por la infracción al artículo 205 del Código Penal, al haber violado las normas nacionales y provinciales que impiden esta conducta.

Pero la imputación también incluye los delitos previstos en los artículos 296 en función del 293, 205, 202 o, alternativa y subsidiariamente el artículo 203 del Código Penal y el artículo 33 ley 17671, Entre ellos se encuentra la figura de "propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa", en la cusal se contempla la posiblidad de reclusión o prisión de tres a quince años.

En la causa ya declaró personal de la Secretaría de Salud que intervino en el caso y notificó al ahora imputado sobre el resultado del hisopado, y quien lo recibió en el retén de ruta 226; el personal que lo escoltó hasta el laboratorio el sábado; y personal del edificio donde había alquilado un departamento.

Compartir
Compartí esta nota