Fase 3

15 de Septiembre de 2020 10:19

Crece la presión para la apertura de actividades

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde el Concejo Deliberante surgen pedidos a la provincia y proyectos para que el municipio pueda autorizarlas. En las obras privadas se sostiene “el paro a la japonesa” y en los locales gastronómicos este martes el sindicato convocó a trabajar.

El número de contagios de coronavirus en Mar del Plata no afloja. Sin embargo, la presión de los sectores económicos y productivos tampoco cede. A la “huelga a la japonesa” de los obreros privados que se mantiene activa, este martes se sumó un reclamo de los trabajadores gastronómicos que también protestaron en sus puestos de trabajo para pedir que les permitan trabajar.

En medio de esa situación, desde el Concejo Deliberante también se refuerza el pedido aperturista: por un lado, la concejal radical Vilma Baragiola le pidió al gobernador Axel Kicillof que autorice la obra privada en Mar del Plata, mientras que de Acción Marplatense propusieron votar una ordenanza para que el Ejecutivo local pueda autorizar qué funciona y qué no.

Desde la semana pasada las obras privadas en Mar del Plata volvieron a trabajar por la medida de fuerza impulsada por la Uocra, que consiste en protestar trabajando, algo que fue celebrado por los distintos actores que componen el sector de la construcción. Según pudo saber 0223, los inspectores municipales recorren las distintas obras que están activas en Mar del Plata por fuera de lo permitido en la fase, pero advirtieron que no tienen la cantidad necesaria para hacer sanciones o exigir cierres.

“Se habla con la gente y se les pide que respeten los protocolos. Buscamos que la medida de fuerza que llevan adelante sea lo más ordenada posible”, señaló una fuente consultada por este medio.

 

Este martes también se sumaron los trabajadores gastronómicos a la protesta y realizaron una campaña para visibilizar el reclamo: #YoDoyPresente dicen los carteles que exhiben los trabajadores que desde las 9 están en sus puestos de trabajo. La medida fue impulsada por el gremio que nuclea a todos los trabajadores gastronómicos.

Al mismo tiempo y ante la negativa del gobierno provincial de permitir actividades por fuera de lo autorizado en el sistema de fases para preservar el sistema sanitario, desde el Concejo Deliberante comenzaron a surgir planteos para lograr nuevas aperturas.

Por un lado, la concejal de la Unión Cívica Radical (UCR), Vilma Baragiola, presentó un proyecto de comunicación en el que le pide al gobierno de Axel Kicillof que autorice el funcionamiento de las obras privadas en Mar del Plata por considerar que es una industria que posee bajo riesgo de contagio y hasta el momento cumplió con los protocolos establecidos.

Al mismo tiempo, el concejal de Acción Marplatense Horacio Taccone presentó un proyecto de ordenanza para autorizar todas las actividades laborales, productivas, comerciales, recreativas, culturales, deportivas y sociales en general cuyos protocolos sanitarios preventivos de la propagación del Covid-19 hayan sido autorizados por la Secretaría de Salud del municipio. Parece difícil que la propuesta avance, pero es un gesto más para lograr la autonomía del Ejecutivo municipal por sobre las decisiones del gobierno provincial, algo que ya se empieza a ver en distintos municipios bonaerenses.

Este martes, sin la presencia de los concejales del Frente de Todos y el Frente Renovador, volverá a reunirse la comisión especial de reactivación económica, que recibirá a sectores de la construcción (a las 13) y gastronómicos (a las 14) para analizar la situación. Los protocolos que el municipio elevó al gobierno provincial para autorizar estas actividades –y los comercios no esenciales- fueron rechazados casi en el acto, por lo que se deberán analizar nuevas opciones para lograr que estos sectores retornen.

Compartir
Compartí esta nota