Seguridad

28 de Septiembre de 2020 13:25

Crimen en Las Canteras: "Lucas tenía que regresar en mayo a Italia y por la pandemia no pudo"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Personal de Policia Científica regresó este lunes a hacer nuevas pericias. (Foto: 0223).

Lucas Maniglia, de 48 años vivía en Milán y quedó varado en el país. El domingo falleció tras intentar ayudar a su amigo, que había sufrido un violento robo. "Era un chico que ayudaba al prójimo", lamentaron con dolor sus vecinos. 

Escenas de dolor y consternación atraviesan en estos momentos los vecinos de Lucas Manriglia (48), el hombre que este domingo fue asesinado a balazos por al menos 5 delincuentes que minutos antes habían robado y golpeado salvajemente a su amigo, Matías Romero (23).

En diálogo con 0223, Carina, la mamá de Matías, contó con mucha tristeza el terrible episodio ocurrido en la madrugada del domingo.

 

Dramático testimonio de los familiares del joven víctima del robo en Las Canteras. 

"Matías me llamó para que viniera porque lo habían robado. Pensábamos que era un simple robo pero cuando llegue, toda la cuadra estaba sin luz y a él lo encontré todo ensangrentado. Y lo vi a Lucas, que todavía estaba con un poco de vida. Le preguntaba como estaba pero no contestaba, para mí estaba muerto", dijo con lágrimas la mujer, que recordó con una sonrisa la buena relación de amigos que tenía Lucas con su hijo.

"Lucas venía a ayudar a su amigo, porque estaban siempre juntos. Acá estaba todo lleno de yuyos y ellos limpiaron todo, para que se vea mejor, porque hace unos años asesinaron a un hombre. Y la otra noche él quiso ayudarlo, a pesar que el casero le dijo que no salga, pero él salió igual, porque era un chico que ayudaba al prójimo. No puedo entender cómo lo mataron", relató.

Según señaló Carina, la policía científica hasta este mediodía no encontraba la bala que terminó con la vida de Lucas, que vivía en Italia y había venido a Mar del Plata a visitar a su familia. "Él tenía que regresar en mayo a Italia y por la pandemia no pudo", expresó con lágrimas en los ojos, Jaquelin, esposa del joven robado.

"Cuando me acerqué a él, le tomé la mano pero no respondía. Lo mataron y lo dejaron ahí tirado como un perro. Pedimos justicia por Lucas", exclamó la mujer.

Compartir
Compartí esta nota