Tandil

7 de Septiembre de 2020 14:19

Tandil inició la semana en el estadío “amarillo” de su propio sistema de fases

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La municipalidad de Tandil anunció un propio sistema que no convenció al gobierno provincial.

El gobierno del intendente Lunghi impuso por decreto un diseño para contener la pandemia que le valió múltiples y duros cuestionamientos por parte del gobierno de Axel Kicillof. Son 145 los casos activos de coronavirus a la fecha.

Lo anunció el intendente Lunghi este domingo y en menos de 24 horas desde la gobernación bonaerense manifestaron un profundo desagrado. Tandil arrancó la segunda semana del mes de septiembre con la aplicación por decreto de un sistema propio para la contención de la pandemia, definido en el marco de diversas fases denominadas “estadíos”.

Tras dar los detalles de la política sanitaria a desarrollar en los próximos meses, el gobierno del distrito serrano confirmó que durante los siete días venideros Tandil se ubicará en el estadío amarillo. A la fecha son 145 los casos activos.

La fase establece que pueden funcionar todas aquellas actividades autorizadas o que hayan tenido protocolo sanitario aprobado para el desempeño o ejercicio de la actividad al 21 de agosto pasado con una reducción del 50 por ciento del factor ocupación establecido a esa fecha. De esta manera se busca reducir la circulación y movilidad de la personas.

“El nuevo esquema busca cuidar y reforzar la salud pública a partir de la capacidad de respuesta del sistema sanitario de la ciudad ante la pandemia; contar con un sistema local de alertas temprano y confiable; tener previsibilidad, planificación y orden para transitar los próximos meses; y disponer de criterios objetivos y precisos que conozca toda la comunidad para implementar las medidas necesarias ante la evolución y los cambios de las situaciones sanitarias”, explicaron desde el municipio.

Este lunes en la mañana, al brindar el habitual reporte semanal sobre el avance de la pandemia, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, se sumaron a los duros cuestionamientos contra Lunghi que ya había expresado horas antes la ministra de Gobierno Teresa García.

Particularmente el jefe de Gabinete se mostró muy disgustado por lo resuelto en Tandil y anunció la puesta en marcha del Programa de Fortalecimiento de la Prevención y Seguimiento frente al Covid-19 específico para el interior de la provincia de Buenos Aires.

Según detalló el primer ministro de Kicillof, el plan reforzará la presencia de Centros de Telemedicina Covid-19 (CETEC) en toda la provincia con el objetivo de detectar y aislar contactos estrechos de casos de Covid-19.

Bianco especifió que la iniciativa, coordinada por la Jefatura de Gabinete y en articulación con los municipios, apunta a incluir en el programa a CETECs en Bahía Blanca, Chascomús, Chivilcoy, Junín, La Costa, Mar del Plata, Olavarría, Pehuajó, Pergamino, Pigüé, Saladillo, San Antonio de Areco, Tandil y Trenque Lauquen.