Transmisión comunitaria

9 de Septiembre de 2020 19:19

Coronavirus en la Justicia: "Fuimos a un juicio y nos cocinaron a todos"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
César Sivo. (Foto: archivo 0223).

El abogado César Sivo dio positivo de coronavirus tras la realización de un juicio en el que se registraron varios contagios.

El fiscal, la defensa, los empleados, el personal de seguridad. La continuidad de un juicio de manera presencial que finalizó el viernes pasado en el Tribunal Oral Federal terminó con la mayoría de los participantes contagiados de coronavirus y con varias personas aisladas que aún esperan los resultados de los hisopados.

Horas después de que 0223 adelantara que el fiscal federal Juan Manuel Pettigiani tuvo el resultado positivo de su segundo hisopado y se encuentra aislado en su domicilio, el abogado César Sivo confirmó que tuvo el mismo resultado y que tres de los abogados que lo acompañaron también dieron positivos.

“Es una locura lo que sucedió en ese juicio, estamos todos contagiados: los empleados de mesa de entrada, gente de la secretaría del Tribunal, la mujer de limpieza que nos servía el agua, los empleados que nos daban los expedientes, los custodios que tomaban la fiebre en la entrada, todos”, sostuvo.

Sivo habló de la irresponsabilidad que significó la realización del juicio luego del pedido de suspensión que hizo junto al fiscal Pettigiani luego de confirmarse un caso positivo en la fiscalía. “Es una cosa demencial porque a los detenidos no los trajeron con la excusa de la pandemia –violando la Constitución y todos los acuerdos internacionales- aunque no había casos de coronavirus en el penal de Marcos Paz y los dos conjueces desde su oficina en San Martín decidieron seguir adelante”, agregó.

Para el abogado fallaron todos los controles exigibles y graficó que la toma de temperatura que hacían en la entrada los custodios –también con coronavirus- medía todos los días 31 o 32 grados de temperatura. “Así nos recibían todos los días en el Tribunal”, dijo.

“Es una cosa demencial, por un juicio nos cocinaron a todos, al fiscal, a mí, a tres personas que trabajan conmigo: me rompió el estudio porque cuando tuvieron el primer positivo deberían haber asilado a la gente y suspender el juicio”, señaló.

Sivo explicó que no había una cuestión de fuerza mayor para realizar el juicio aunque los detenidos llevaban más de tres años con prisión preventiva. “Tenían la posibilidad de solicitar una prórroga, pero como decidieron hacerlo a toda costa tuvimos que asistirá al debate”, amplió.

“Desde marzo vengo diciendo que hay que pensar cómo hacer los juicios presenciales con las garantías constitucionales necesarias, con salas de audiencia ventiladas porque estamos muchas horas. La gente espera su juicio, tanto victimas como imputados, pero lo que no se puede es experimentar y generar estas consecuencias”, finalizó.

Compartir
Compartí esta nota