Pinamar

13 de Enero de 2021 12:31

Los audios que complican al empresario detenido en Pinamar acusado de violación

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Claudio Tinari al momento de registrarse su detención días atrás en Pinamar.

Se conocieron algunas grabaciones realizadas por quienes era los empleados de Claudio Tinari, sobre quien además pesa una pena de prisión en suspenso tras ser descubierto mostrando sus genitales en la puerta de un jardín infantes.

Claudio Tinari, de 48 años, permanece detenido en Pinamar luego de ser denunciado por abuso sexual con acceso carnal por una de sus empleadas en un hecho acontecido en la previa de la Navidad. Ante las autoridades judiciales, el empresario oriundo de Morón se negó a declarar.

A cargo de la concesión del balneario Botavara en esa localidad, Tinari tiene registros penales: pesa sobre él una pena de prisión en suspenso tras ser descubierto mostrando sus genitales en la puerta de un jardín infantes años atrás.

En las últimas horas se conocieron algunos audios grabados por sus trabajadores que dan cuenta del maltrato que ejercía. Tinari había contratado a varios jóvenes del interior del país y de la provincia de Buenos Aires para trabajar en el local gastronómico del club de playa ubicado en la avenida costanera y el cruce con la calle Poseidón.

Según pudo saber 0223 a partir de fuentes policiales, el imputado había alquilado para alojar a sus empleados en los primeros días de la temporada varias habitaciones en el hotel Trinidad, donde ocurrió la violación acontecida el 22 de diciembre pasado y denunciada semanas después. Posteriormente, Tinari reservó una casa para que los trabajadores pudieran vivir allí durante los meses de enero y febrero.

La caótica situación de trabajo y abuso llevó a los empleados a grabar algunas conversaciones que mantenían con Tinari y a tomar la determinación de renunciar al trabajo, lo que generó el enojo del empresario.

"No estoy contento con la decisión que tomaron. Me siento súper herido, les dí todo, sin conocerlos, y que me digan que ahora se van a Mendoza. Igual tengo un plan B y un plan C, tengo tres equipos de cocina armados por si se van, soy un empresario, está muy mal lo que hicieron. Eso no se le hace a nadie, y todo lo que se hace mal en esta vida siempre se paga", expresa Tinari en uno de los primeros audios dados a conocer.

En otro tramo de una grabación, el empresario se dirige así a uno de los trabajadores: "El día que tu novia se hizo la loquita, yo ya sabía que se iban a ir todos. Avisale a tu novia que en la gastronomía el jefe es el que manda, no los empleados. Antes de irse tenemos que charlar, ¿qué?, vas a dejar el hotel ahora? Me tienen que decir todo. Si no me devolves toda la ropa, la tromen, el XL que le dí a la gorda esa deformada, los gorros, toda la ropa que me deben, y no me pagan lo que me tienen que pagar, los voy a buscar por todo Pinamar. Esto no es una amenaza, es una advertencia, no van a poder trabajar en ningún hotel, Esto es poder político", lanzó Tinari.

Los audios son varios más, en uno de ellos, el empresario critica duramente a los empleados por su trabajo: "Diganme quien se quiere ir. Está la puerta abierta, el que se quiere ir que se vaya. El bartender que trajo este... no es bartender, sabés lo que trajo este es un boludo que no sabe nada". "O haces lo que yo te digo o tenés la posibilidad de irte. El barman me hizo una limonada que le dije cuatro veces que no la haga. Pero la puta que los re parió", manifiesta en un grito desaforado.

Finalmente, en otra de las escuchas que se hicieron pública Tinari lanza: "No entienden lo que es un buen jefe. No acaparan lo que es un buen jefe. Acá hay un horairo y hay una regla. Me salió 4 mil dólares esta casa de mierda. Los empleados salen de abajo de la tierra, nadie es imprescindible. Tengo mil tarados. Yo soy bueno, pero si soy malo, soy re contra malo. Si querés al diablo, tenés al diablo",

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota