Claudia repetto

14 de Enero de 2021 17:59

A un año del femicidio, convocan a una marcha para pedir Justicia por Claudia Repetto

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La movilización que tendrá lugar el 1 de marzo es impulsada por los familiares de la vecina del barrio Termas Huinco. "Queremos que esté la mayor cantidad de gente posible", pidieron.

Familiares de Claudia Repetto, la víctima de un femicidio que mantuvo en vilo a todo Mar del Plata durante gran parte del comienzo del 2020, impulsan una movilización para el 1 de marzo, al conmemorarse un año del hecho.

Desde el entorno de la vecina del barrio Termas Huinco se comunicaron con 0223 para anticipar que la convocatoria tendrá lugar a las 18 en el monumento al General San Martín. Se insta a usar el barbijo y respetar todas las medidas de prevención que se sugieren en el marco de la pandemia del coronavirus.

"Queremos que esté la mayor cantidad de gente posible. Necesitamos que esto termine de una vez por todas", expresaron desde la familia, mientras esperan desde hace meses por el enjuiciamiento contra Ricardo Rodríguez, el único imputado en la causa.

La expectativa que mantienen los familiares de Repetto es que el juicio contra el hombre de 54 años se pueda llevar adelante en este 2021 pero lo cierto es lo que plazos judiciales todavía no permiten asegurar esa posibilidad.

A pesar de que Rodríguez confesó el femicidio después de permanecer prófugo durante casi un mes, el fiscal Leandro Arévalo que quedó a cargo de la investigación todavía tiene que reunir algunas pruebas para que la Justicia de Garantías acepte el pedido de elevación a juicio.

Y teniendo en cuenta la vigencia de la feria judicial, no se esperan mayores avances para el verano en la causa. Fuentes judiciales consultadas por este medio habían indicado que, en caso de que se pueda realizar el debate este año, tendría lugar en el último tramo del segundo semestre.

Ricardo Rodríguez, mientras tanto, sigue alojado desde fines de marzo en la Unidad Penal Nº44 de Batán bajo la imputación del delito de homicidio de una mujer agravado al ser cometido por un nombre mediando violencia de género. 

Hasta la fecha, la prueba más contundente que pesa en su contra es la confesión que hizo a la Justicia después de ser capturado por vecinos que lo vieron circulando por la calle. “Me puse celoso porque se iba a ver al tipo de la camioneta blanca, me agarró algo por dentro y no me acuerdo que pasó. Pero la quise revivir”, había dicho el presunto femicida, en Tribunales.

Compartir
Compartí esta nota