Patrimonio histórico

26 de Enero de 2021 10:10

Denuncian "falta de apoyo" para conservar el patrimonio histórico de Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El Ejecutivo local envió un proyecto para pedir la desafectación del viejo Hotel Lafayette.

La reconocida arquitecta local, Felicidad París Benito, mostró preocupación por el avance contra los edificios históricos. "El mercantilismo y la actitud empresarial desmedida están borrando nuestra memoria", lamentó.

La reconocida arquitecta Felicidad París Benito renovó la preocupación por el avance contra el patrimonio histórico de Mar del Plata y lamentó que no haya una "estructura de apoyo" por parte del Municipio para promover la conservación y restauración de los edificios que son una huella ineludible de las raíces de "La Feliz".

"El tema del patrimonio histórico es la base cultural de la ciudad pero lamentablemente no está siendo tratado en las últimas décadas. Acá no se ve ninguna estructura de apoyo. Debemos ser una de las pocas ciudades de esta escala en el país en donde sucede esto", cuestionó la directora en maestría en gestión e intervención del patrimonio arquitectónico y urbano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo local.

Para la profesional, "el mercantilismo y la actitud empresarial desmedida" llevan a Mar del Plata a perder sus piezas arquitectónicas más valiosas. "Hay que entender que lo se está perdiendo es la memoria nuestra, la del marplatense, y también algo que es muy valioso para el turismo. Si no hay patrimonio, ¿qué identidad podemos mostrarle al turista?", planteó, en una entrevista que le concedió a 0223.

La polémica por la conservación del patrimonio histórico se reavivó en los últimos meses con las intenciones del intendente Guillermo Montenegro de desafectar las fachadas del exhotel Lafayette para que una empresa privada realice una construcción que incluye dos locales comerciales en planta baja, seis unidades de departamentos complementados con dos subsuelos de cocheras y un salón de usos múltiples en la terraza.

El histórico chalet ubicado en Falucho esquina Entre Ríos, que data de 1893, es uno de los pocos bienes de fines del siglo XIX que quedan en pie en Mar del Plata. Además, a pesar de que sufrió algunas modificaciones, es también una de las primeras edificaciones de estilo pintoresco inglés que se hicieron en la ciudad.

París recordó que en 1995 se conformó el Departamento de Preservación Patrimonial dentro de la Municipalidad pero aseguró que, desde entonces, no hubo más convocatorias para trabajar en conjunto con los distintos especialistas que dispone la unidad académica que depende de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp).

"Ese departamento es casi inexistente. En los '90 se llegó a hacer el inventario de bienes y la ordenanza 10.075, la única que tenemos sobre el patrimonio. Después hemos ofrecido muchas veces nuestro trabajo en forma gratuita a los distintos secretarios de Planeamiento y Obras pero nos dicen que queremos hacer proyectos caros o que no les interesan", apuntó.

La arquitecta, sin embargo, sí reconoció distintas convocatorias en los últimos años por parte del Gobierno nacional y provincial que permitieron llevar adelante proyectos de restauración en distintos monumentos de Buenos Aires así como en el Casino Central o el espacio Unzué, que por esta fecha sigue en etapa de puesta en valor.

La docente de la facultad, que lleva más de 35 años de academia y cuenta con 15 libros escritos, aseguró que distintas experiencias en el país y el mundo "permiten comprobar que restaurar es mucho más barato que tirar y volver a construir". "Es importante conservar para que tengamos memoria de lo que fuimos y lo que somos. Si desaparecen estas obras, los chicos después no van a saber qué fue Mar del Plata", explicó.

"La gente es la que debe decir que 'no' a este avance que se ve hace décadas. Tienen que defender lo suyo y decir 'basta'. Estos edificios no son de la Municipalidad sino que son suyos, de la gente. Tengo esperanza de que cambie la situación porque veo que ahora la gente se anima a decir que no y esa actitud es muy positiva para lograr cambios", confió.

 

Rosario, el ejemplo a seguir

París resaltó la política de planificación que se diagramó en la ciudad santafesina como un norte al que debería aspirar Mar del Plata en el mediano plazo. "Ellos han recuperado los espacios perdidos, conservando edificios existentes e incluyendo otros nuevos y generaron un ambiente buenísimo", aseguró.

En este sentido, la representante de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo aclaró que los procesos de restauración no imposibilitan la realización de "obras nuevas" en estas estructuras históricas. "Rosario es un ejemplo de nuestra escala en donde quedó demostrado que se hicieron las cosas muy bien", afirmó.

En el mismo sentido, la profesional también citó otras experiencias exitosas en La Plata, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y Mendoza. "En Mendoza hay caminos por las bodegas y las restauraron ¿Por qué están recuperando eso? Porque es un atractivo turístico. La gente va ahí porque lo que quiere conocer es la realidad de los lugares", sostuvo.

En este marco, la arquitecta también hizo énfasis en la importancia de respetar los espacios públicos para que no queden en manos de privados. "Acá lo sufrimos con la Plaza del Agua, la Terminal o los espacios costeros entre el Torreón y Cabo Corrientes o Bahía Bristol. Están absolutamente privatizados y perdidos para el uso de la comunidad. Hoy casi que tenés que pedir permiso para ir a la playa", señaló.

 

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota