Desafectan a los dos policías que golpearon y dejaron en grave estado a un cartonero

Lo resolvió Asuntos Internos. Los efectivos debieron entregar credenciales y armas reglamentarias, mientras se investiga qué sucedió durante la brutal requisa en El Progreso. La víctima, de 37 años, lucha por su vida en el Hospital Interzonal.

Las cámaras de seguridad de Azopardo y Fleming captaron el momento en el que dos efectivos de la comisaría tercera redujeron de forma violenta a un cartonero.

26 de Noviembre de 2021 08:47

Por Redacción 0223

PARA 0223

Luego de que trascendiera un video en el que se observa cómo dos efectivos policiales golpean a un cartonero durante una requisa en el barrio El Progreso, Asuntos Internos de la Policía Bonaerense resolvió a última hora de este jueves desafectar a los dos uniformados que intervinieron en el hecho que dejó en grave estado a Ángel Aristimuño

 

La situación de abuso policial ocurrió durante la madrugada del jueves en inmediaciones de las calles Azopardo y Fleming, luego de que una mujer y un hombre pertenecientes a la policía interceptaran a la víctima para identificarla y lo atacaran a golpes y patadas. Si bien en un principio trascendió que se había tratado de un gresca protagonizada por un hombre alcoholizado que había intentado agredir a la efectivo policial, las imágenes captadas por las cámaras de seguridad echaron por tierra esa versión.

Allí queda en evidencia que Aristimuño sufrió empujones y al menos una patada y un golpe de puño, que determinó que quedara en grave estado por un severo traumatismo en la cabeza.

Ante la evidencia, la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense desafectó anoche a los dos policías, mientras la justicia avance en la investigación del hecho. Por lo pronto, ambos efectivos debieron entregar sus credenciales y armas reglamentarias y no podrán cumplir servicio hasta tanto avance el expediente.

El hombre que lucha por su vida en el Higa es papá de tres hijos: un nene y una nena y otra adolescente que acaba de cumplir 18 años. Como no tiene trabajo, sobrevive desde hace un tiempo cirujeando cartones con un carro.

Ariztimuño vive en una casa ubicada en Fleming al 1300, justo al frente de la esquina donde se gestó el violento episodio con los efectivos de la comisaría tercera.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook