Los 3 casos policiales más bizarros del 2021 en Mar del Plata

A lo largo de este año, la ciudad vivió algunos hechos bastante llamativos  que cobraron repercusión en medios de todo el país. 

28 de Diciembre de 2021 18:02

Una fiesta swinger, una aprehensión en un edificio de la zona céntrica y un gesto totalmente desubicado de un vecino en el barrio Nueva Pompeya constituyen el marco de los casos policiales más bizarros que se registraron a lo largo de este 2021 en Mar del Plata.

Fiesta swinger en Sierra de los Padres

En el operativo, intervino la secretaría de Seguridad junto junto a personal la policía municipal, de la policía Bonaerense y de Inspección General.

En enero, en plena temporada estival, un grupo de policías allanó una finca en Sierra de los Padres. Los efectivos se hicieron presentes en el kilómetro 21 y medio de la ruta 226 para desarticular una fiesta clandestina que tenía como protagonista a 12 parejas swingers (intercambio de parejas).

El marco de intervención fue particular, sí, pero lo más curioso de la historia es que los participantes de la fiesta nunca se tomaron en serio a los policías porque pensaban que eran strippers que venían a hacer un show erótico. Inclusive, en un momento del operativo, una participante se le insinuó a una policía. “Me calentás”, le lanzó, envalentonada, una mujer, a la agente. 

Los asistentes eran parejas de entre 40 y 50 años que habían llegado desde la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de un tour sexual que previamente se había promocionado en redes y que, dentro de su itinerario, incluía el encuentro en la finca.

A todos se les notificó la formación de una causa por violar el decreto del gobierno nacional. Cuando la fiesta ya había sido desarticulada, una mujer miró a uno de los policías que actuó y suspiró: “¡Qué lástima! Cuando los vi, pensé que había llegado el postre”.

Desagradable ataque a un policía

La agresora quedó imputada por el delito de "resistencia a la autoridad".

En julio, una chica de 22 años se enfrentó con la policía cuando intentaban aprehenderla en un edificio ubicado sobre la avenida Colón al 1800. Varios vecinos ya la habían denunciado por provocar disturbios. Al principio, los efectivos de la comisaría segunda apostaron por el diálogo pero la agresión fue la única respuesta que se obtuvo.

Los policías siguieron forcejeando con la joven hasta que ella logró saltarse y entonces se produjo una reacción que nadie esperaba: la chica aprovechó ese momento para hacerle pis en la cara a uno de los efectivos que intentaba reducirla. Sí, parece increíble pero así consta en la reconstrucción que hizo oficialmente la policía de este hecho.

Después de esta desagradable situación y de varios minutos de tensión, la protagonista del caso quedó aprehendida e imputada en una causa penal por el delito de "resistencia a la autoridad" que tramitó la fiscal Ana María Caro.

Vecino totalmente desubicado

A principios de este mes, los vecinos del barrio Nueva Pompeya quedaron totalmente sorprendidos por el insólito gesto que tuvo un hombre que sacó a pasear el perro. Todo ocurrió un jueves por la mañana, alrededor de las 5.30, en 11 de septiembre, entre Funes y Olazábal.

En esa calle, un hombre levantó los excrementos que había hecho su mascota pero, en vez de tirarlos a la basura como buen ciudadano, los dejó desparramados en el capó de un vehículo que estaba estacionado en la cuadra.

La secuencia quedó registrada en una cámara de seguridad, en cuyas imágenes se puede ver que el hombre se toma varios segundos en desparramar la materia fecal por el auto hasta que, satisfecho con el objetivo, se va caminando como si no hubiese pasado nada.

La propietaria del auto, que dijo desconocer a la persona que protagonizó este particular episodio, radicó la denuncia correspondiente en la policía pero el hombre no pudo ser localizado.

Comentarios de usuarios de Facebook