Mar del plata

26 de Febrero de 2021 21:01

El bar donde no pudo entrar un adolescente con autismo aclaró qué fue lo que pasó

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde el local pidieron disculpas a la familia del menor pero ratificaron su decisión de prohibir el ingreso por la mayoría de edad. "Cualquier tipo de discriminación es totalmente inaceptable", reconocieron. 

Fichin, el bar que se vio envuelto en una polémica en las últimas horas por la queja de una familia que no pudo ingresar con su hijo adolescente que padece autismo, pidió disculpas por el mal momento pero ratificó que la decisión estuvo estrictamente ligada a limitar el acceso a personas que son mayores de edad.

Tras visibilizar la denuncia de los familiares de Simón, los responsables de local rápidamente se comunicaron 0223 e hicieron llegar un extenso descargo en el que aclararon qué fue lo que sucedió. "Realmente nos apena. Desde hoy a la tarde estamos tratando de comunicarnos con la familia de Simón para buscar alguna manera de compensar la mala experiencia que vivieron", expresaron.

Desde el bar remarcaron que la prohibición del ingreso a las instalaciones del joven de 15 años está "fundamentado pura y exclusivamente en su edad". "Por cuestiones legales no podemos permitir que ingresen menores", recordaron, y agregaron en otro tramo del escrito: "No existe absolutamente ningún factor personal que en nuestro bar sea considerado razón para negar la entrada más allá de la mayoría de edad".

Los propietarios de Fichin se manifestaron "enérgicamente en contra de cualquier tipo de discriminación" y celebraron la reacción de la sociedad ante la denuncia por el hecho que se gestó en la noche del jueves. "Que la temática se ponga en primer plano, se debata y se discuta es un paso en el sentido correcto", reconocieron.

Con respecto a los dichos de Virginia, la mamá de Simón, quien había asegurado que en noviembre sí había podido entrar con su hijo al lugar, en el bar confirmaron que fue cierto pero aclararon que la posibilidad se dio en el marco de una "excepción".

"¿Por qué esa regla aplica ahora y no la vez anterior que vinieron y pudieron entrar? Porque la vez pasada, justamente sabiendo lo difícil que puede ser para Simón pasar un buen rato, hicimos una excepción. Si quieren caernos por algo, que sea por eso: dejamos ingresar a un menor de edad cuando no deberíamos haberlo hecho. Nos pareció lo más humano y justo", razonaron.

El descargo completo

"Antes que nada: Queremos pedirle perdón a Simón y a su familia por el mal momento. 

Aunque la experiencia que vivieron no lo refleja, conocemos por nuestras familias y círculo íntimo lo difícil que puede ser vivir en esta ciudad y en este mundo para personas con capacidades diferentes, y aunque esta vez nos toque estar en el ojo de la tormenta, celebramos la reacción de la sociedad y los medios: Que la temática se ponga en primer plano, se debata y se discuta es un paso en el sentido correcto.

Ahora, hecha esta aclaración, decimos: No existe absolutamente ningún factor personal que en nuestro bar sea considerado razón para negar la entrada más allá de la mayoría de edad. Ni género, ni religión, ni raza, ni orientación sexual, ni con capacidad diferente alguna, ni nada. En Fichin estamos enérgicamente en contra de cualquier tipo de discriminación. En el caso de Simón, como bien aclaró su entorno al denunciar lo que pasó, está fundamentado pura y exclusivamente en su edad. Por cuestiones legales no podemos permitir que ingresen menores.

Ahora bien ¿por qué esa regla aplica ahora y no la vez anterior que vinieron y pudieron entrar? Porque la vez pasada, justamente sabiendo lo difícil que puede ser para Simón pasar un buen rato, hicimos una excepción. Si quieren caernos por algo, que sea por eso: Dejamos ingresar a un menor de edad cuando no deberíamos haberlo hecho. Nos pareció lo más humano y justo. 

Realmente nos apena la situación. Desde hoy a la tarde estamos tratando de comunicarnos con la familia de Simón para buscar alguna manera de compensar la mala experiencia que vivieron. Y si leen estas líneas, sepan que entendemos la frustración y la bronca que sienten y que realmente nos gustaría hablar personalmente para que quede claro de qué lado estamos. 

Una vez más nos disculpamos y una vez más repetimos: cualquier tipo de discriminación es totalmente inaceptable. 

Ojalá que este episodio al menos ayude a que todos lo entendamos.

Fichin Bar".

 

Compartir
Compartí esta nota