Crisis del coronavirus

8 de Febrero de 2021 18:29

Las restricciones nocturnas agudizan la crisis de hoteles alojamiento: "Nos complican por todos lados"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto ilustrativa.

Desde Pino Hue reconocieron que las medidas impuestas por la Provincia "cortan mucho la noche". "La actividad sigue en baja y de esta forma no va a repuntar. Vivimos una gran incertidumbre", manifestaron.

A la crisis generalizada que acusa la hotelería de Mar del Plata no escapan los hoteles alojamiento, donde la actividad experimenta una mayor caída a partir de las restricciones que impuso a principios de enero en el horario nocturno la gestión de Axel Kicillof por el aumento de casos de coronavirus.

En el albergue transitorio "Pino hue", que hace años se encuentra en el barrio Don Emilio, afirmaron que el ritmo de trabajo se mantiene al 50 por ciento y consideraron que la ampliación de una hora que concedió el gobernador este martes tampoco va a redundar en un cambio de panorama favorable.

"En noviembre veníamos muy mal, trabajando casi al 60 por ciento; en diciembre repuntó y después en enero volvió a caer bastante con las restricciones. Y hoy sigue en baja la actividad", aseguró a 0223 Néstor Seco, responsable del establecimiento ubicado en Hernandarias al 9900.

Para el titular del hotel, el impacto de las restricciones nocturnas se ve mayormente reflejado en los fines de semana. "A la semana se trabaja menos de noche generalmente. Pero la verdad que las restricciones empeoraron las cosas. No están complicando por todos lados", lamentó, y acusó: "De esta manera no puede repuntar la actividad. Hay una gran incertidumbre".

En sintonía con el pedido con el que insiste la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, Seco dijo que si el Gobierno no garantiza la continuidad del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) "se va a hacer muy complicado el invierno". "No es fácil mantenerse en estas circunstancias", señaló.

Seco recordó que en noviembre - el mes de la reapertura - se decidió un ajuste mínimo de 100 pesos en las tarifas para tratar de sobrellevar la crisis: la habitación más barata en Pino hue se consigue por 900 pesos, y después también hay opciones por 1100 y 1300 pesos.

"Con esta situación, estamos en una duda eterna y la verdad que se nos complica mucho seguir porque también tenemos a parte del personal afectado por razones de salud y de edad que genera que no puedan venir a trabajar", explicó el responsable del albergue transitorio.

Desde este martes, los establecimientos que trabajan en horario nocturno pueden hacerlo hasta las 2 y no hasta la 1, tal como regía desde comienzo de enero, según anunció el gobernador Kicillof. La medida también despertó malestar en gran parte del sector gastronómico, ya que bares y cervecerías insisten con la necesidad de mantener las puertas abiertas hasta las 4. "Se está perdiendo un 60 por ciento de facturación", advirtieron.