Tandil

11 de Abril de 2021 19:00

El relleno sanitario de Tandil está al borde del colapso

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Así se encuentra el basural de Tandil gestionado por la firma Usicom S.A.. (Foto Luciano Villalba Mesa Girsu)

La Mesa Girsu (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) de Tandil y la Coalición Ciudadana Antiincineración emitieron un comunicado para manifestar su rechazo a la incineración de residuos sólidos urbanos en el distrito serrano.

Desde la Mesa Girsu (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) de Tandi volvieron a realizar una advertencia por el inminente colapso del llamado relleno sanitario y denuncian que quienes lo gestionan imponen rápidas soluciones, "todas igualmente contaminantes", porque el lugar no tiene más de un año de vida útil.

Tras retomar su agenda de trabajo en este 2021, la mesa volvió a poner en debate la necesidad de que Tandil tenga una gestión integral de los residuos sólidos urbanos y aseguraron que el gobierno de Lunghi tiene en la materia "un desafío pendiente y urgente de trabajar en las distintas problemáticas ambientales comprendiendo que estos temas, antes que obstáculos para el desarrollo, constituyen una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los tandilenses".

Semanas atrás la organización le cursó un pedido de informes a la empresa Usicom S.A., a cargo del predio, sobre la situación en el lugar, y en los últimos días aseguró que el presidente de la firma, Matías Civale, ante una pregunta periodística sobre si había una decisión concreta de avanzar con un proyecto que transforme los residuos en biogás para la generación de energía, respondió que estaban planteando valorizar los residuos con cualquier tecnología: biogás, gas líquido para camiones recolectores, pirólisis, arco de plasma.

La mesa denuncia que esas opciones del arco de plasma, la pirólisis, o la incineración de residuos con o sin lecho fluido, son diferentes formas de abordar la destrucción térmica "todas igualmente contaminantes, que las empresas promueven para vender sus equipos", afirmaron.

"La incineración es la tecnología más cara a la hora de gestionar los residuos, y genera residuos peligrosos en la forma de cenizas altamente tóxicas y emite no solo químicos tóxicos, sino también gases de efecto invernadero, por lo cual, si un municipio ha asumido compromisos para mitigar el cambio climático, al instalar un incinerador hace todo lo contrario", fustigaron desde Gaia y la Coalición Ciudadana Antiincineración.

La organización también resaltó que "los incineradores están reconocidos como contaminantes en el convenio de Estocolmo, del cual Argentina es signataria y está por ello obligada a no agregar fuentes de estas sustancias cancerígenas".

"Además, no son los únicos tóxicos emitidos en el proceso de quemar residuos: estarán también los metales pesados como plomo y mercurio, clorados como el PCB, HCB, material particulado, nanopartículas, y olores por añadidura. La comunidad va a perder el derecho a respirar aire limpio", advirtieron por último.

Compartir
Compartí esta nota